Venezuela en tensión con Estados Unidos por el arribo de petróleo iraní

Mientras el gobierno de Nicolás Maduro espera la llegada de petróleo iraní para mejorar la economía del país, Guaidó teme por represalias de Estados Unidos

La crisis sanitaria por Covid-19 llevó a una mayor crisis en Venezuela, principalmente debido a la escasez de gasolina; esta escasez se debe en parte por las políticas estadounidenses que prohíben hacer negocios con el país latinoamericano. Sin embargo, la llegada de cinco buques petroleros iraníes con gasolina a las costas venezolanas está por quebrantar la prohibición, creando una gran tensión entre los tres países.

No es desconocido que el gobierno de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, impuso sanciones que prohíben a diversos países realizar transacciones con Venezuela, al considerar que Nicolás Maduro, actual mandatario, tiene un gobierno ilegítimo. Maduro, por su lado, realiza todas las acciones posibles para no dejar que el gobierno estadounidense se “entrometa en asuntos del país“.

Luego de perder a Rosneft, petrolera rusa que intercambiaba crudo venezolano por gasolina, debido a las sanciones de Trump, Maduro encontró en Irán un aliado para abastecer al país de gasolina. De acuerdo a Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores de Venezuela (FUTPV), técnicos iraníes buscan reabrir las plantas petroleras que han permanecido cerradas desde su colapso.

Asimismo, los busques provenientes de Irán son una respuesta rápida ante la crisis y el gobierno venezolano está dispuesto a escoltarlos desde el momento en que entren a espacio venezolano; sin embargo, Estados Unidos calificó el envio como “ilegal”.

Mientras expertos temen que Estados Unidos intercepte la carga, Mohammad Yavad Zarif, ministro de Asuntos Exteriores de Irán, afirmó que habría una “respuesta rápida y decisiva” por la piratería del país norteamericano.

Juan Guaidó, presidente interino, quien también considera la carga como ilegal, pidió el apoyo internacional. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomendó a Estados Unidos meditar sus acciones por el “riesgo de incidentes” que conllevaría detener los buques.

Hasta el momento, las tensiones continúan con los buques en altamar. A su llegada existe el riesgo de intervención estadounidense en mares venezolanos con una respuesta de parte de ambos gobiernos, pero no se ha afirmado ninguna de las acciones, sólo la continuación con los planes de Maduro con Irán para mejorar la crisis.