¿VACUNAS REBAJADAS? (segunda parte)

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
Archivo / Matutino Gráfico

NOTAS RECIENTES

Ante la justificada inquietud y múltiples reclamos que han manifestado en redes sociales, principalmente, vecinos de la Delegación Cuauhtémoc en la Ciudad de México, quienes presumen haber sido inmunizados con las vacunas Pfizer contra COVID-19 “rebajadas”, la periodista María Rivera, relató en una publicación para Sin Embargo, su experiencia, que ya le compartí en la primera entrega de este serial, en la cual refiere que en lugar de seis dosis se aplicaron siete por cada vial, de ahí su presunción de que habrían sido diluidas.

Aquí la continuación de su relato:

“En las redes, sin embargo, cada vez más personas ratificaban haber sido vacunadas de esta manera, no solo en la primaria Benito Juárez sino también en la Biblioteca Vasconcelos. Ese mismo día, y asombrosamente, en el programa radiofónico “Atando cabos” de Denise Maerker, Eduardo Clark, director general de Gobierno Digital de la Ciudad de México, aceptó públicamente que, en efecto, y como habíamos denunciado, se habían aplicado siete dosis por vial en la Alcaldía Cuauhtémoc, contradiciendo todo lo que por la mañana, apenas unas horas antes, la Secretaría de Salud había informado, así como lo que había dicho el Dr. Ochoa a la periodista Azucena Uresti. Justificó la medida, completamente fuera de los protocolos autorizados, explicando que la Ciudad de México había recibido agujas “muy especiales, de cero espacio muerto” capaces de extraer, por sí mismas, siete dosis, “hasta la última gota”. De hecho, Clark abundó en explicaciones; dijo que existían tres tipos de agujas: las normales, con las que se podían extraer cinco dosis, las de bajo espacio muerto, con las que se podían extraer seis y las “muy especiales” de “cero espacio muerto” con las que podían extraerse siete.

Dos días después, la secretaria de Salud, Olivia López Arellano, en conferencia de prensa, y contradiciendo su propia tarjeta informativa, donde asentaba que era “imposible” extraer más de las seis dosis autorizadas, dijo que para la vacunación en mayo, en Cuauhtémoc, habían recibido 257.000 jeringas ahorradoras, “de bajo espacio muerto”, y que con ellas era posible extraer siete dosis por vial.

“Increíble, querido lector, porque eso es mentira: no existen las jeringas de “cero” espacio muerto que puedan utilizarse en la vacunación contra la covid-19 como dijo Clark, y tampoco es cierto, como ha dicho la secretaria López Arellano, que las agujas de bajo espacio muerto estén indicadas en los protocolos para extraer siete dosis, sino seis.

Esto lo sabe perfectamente bien porque consta en el prospecto de Pfizer, de la FDA de Estados Unidos y en los propios lineamientos de la Secretaría de Salud que rigen la vacunación en México y por ende, la vacunación en la Ciudad de México. Vaya, constan hasta en su propia tarjeta informativa.

De hecho, la secretaria López Arellano sigue utilizando a las jeringas como justificación para un hecho completamente indebido, fuera de los lineamientos oficiales, con total cinismo, sabiendo que tener jeringas de bajo volumen muerto no garantizan salvo la extracción de seis dosis. Así, pretende engañar a la ciudadanía.

La verdad es que, aunque hay países que han intentado la aplicación de la séptima dosis de los viales de Pfizer, es un procedimiento muy riesgoso porque se requiere de una técnica especializada, la generación de protocolos de aplicación creados ex profeso (que en México no existen) y la autorización sanitaria, y aún con ellos, es imposible garantizar que de cada vial se podrán extraer siete dosis, sin merma, en una campaña de vacunación masiva. El margen de error en las dosis es muy alto y por ello no se ha autorizado en casi todo el mundo.

Si no se puede garantizar la extracción de siete dosis porque literalmente la vacuna no alcanza, entonces ¿qué ocurrió realmente en Cuauhtémoc?, ¿cómo pudieron garantizar la extracción de dosis correctas para decenas de miles de personas si no lo ha logrado ningún país? Esa es la pregunta, querido lector, que la Ciudad de México no quiere respondernos, más que mintiéndonos.

Por ello, no queda sino hacerle las siguientes preguntas a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum: ¿se diluyeron de más los viales de Pfizer para obtener siete dosis cómodamente o se utilizó el sobrante de viales para lograr una séptima dosis o se aplicaron menos de 3ml por aplicación? y ¿cómo se pudieron aplicar siete dosis si no está autorizado por la Secretaría de Salud? ¿qué buscaban, ahorrarse dosis, huachicolear viales, o utilizar la vacunación para hacer propaganda sin tener vacunas suficientes?

Las preguntas, más importantes, querido lector, no son estas, sin embargo, sino las siguientes ¿cuánta dosis de la requerida recibimos de menos quienes nos vacunamos en Cuauhtémoc y qué repercusiones tendrá esto en nuestra salud? ¿generaremos la misma inmunidad o no?

Espero, junto con miles personas agraviadas, sus respuestas, Dra Sheinbaum”.

En la presente semana, la propia María Rivera, a través de Twitter, volvió a abordar el tema y escribió:

El día de hoy sucedió algo INAUDITO. En la conferencia de prensa de la @SSalud_mx el subsecretario @HLGatell a pregunta expresa de un periodista NEGO que en la CDMX, en la Alcaldía Cuauhtémoc se hayan aplicado 7 dosis por vial, de la vacuna Pfizer y acusó “desinformación”.

Atribuyó esta “desinformación” a un ataque político ¡del expresidente Calderón!, quien habría sembrado “la idea” de las siete dosis. utilizó una mentira propagandística, porque Calderón no inició nada, fui yo quien hizo la denuncia

López Gatell dio una explicación pormenorizada del cambio de 5 dosis por vial a 6, reafirmando que tanto COFEPRIS como la Secretaría de Salud, solo tienen autorización para aplicar seis dosis y que esto requirió de pruebas y de autorización de @PfizerMx y volvió a negar las 7

Esto es sencillamente ESCANDALOSO porque la propia secretaria de Salud de la Cdmx, Olivia López Arellano, junto con Eduardo Clark ACEPTARON numerosas veces ante medios que en Cuauhtémoc pusieron siete dosis como lo saben @MarioCNN @azucenau @paezvarela ????

Obviamente, no fue ninguna “desinformación” y encuentro totalmente inverosímil que López Gatell no supiera que las autoridades de @Claudiashein lo habían aceptado públicamente. Ahora bien, según Eduardo Clark, ellos fueron autorizados por la @SSalud_mx incluso refiere documentos.

Cosa que es, a todas luces, otra mentira así como la de la aguja de “cero volumen muerto” que le explicó a Denise Maerker como lo expliqué en este hilo.

 Hoy lo negó López Gatell: hicieron pruebas para aplicar 6 dosis solamente y fueron autorizadas por COFEPRIS.

Acá, en esta entrevista con @MarioCNN decía yo justamente que la autorización de la Secretaría de Salud era una mentira por parte de Clark, quien además dijo a @azucenau que fue el Seguro Social quien había capacitado a las enfermeras para extraer 7 dosis.

Como podemos ver, y como lo dijo López Gatell, la vacuna solo tiene autorización para seis dosis por vial y extraer esa dosis extra requirió de pruebas, protocolos y autorizaciones de Pfizer y Cofepris 

Conclusión: es obvio que Clark mintió, la secretaria de salud de la CDMX, Olivia López Arellano, también mintió y que López Gatell también miente cuando dice que todo es una mentira.

Estas contradicciones y mentiras, nos acercan a una verdad cada vez más probable y es que nos hayan vacunado con viales diluidos de más, para obtener esa séptima dosis, sistemáticamente, ya que como sabemos hoy, fue mentira que hubiera habido capacitación o protocolos de la SS.

De modo que, o López Gatell no sabía, o está mintiendo también. Yo no puedo creer que no supiera nada porque el funcionario que estuvo sentado esta noche a su lado, Ricardo Cortés, contestó a mi columna “El engaño” con este una serie de tweets 

Ante esto solo queda exigir que @Claudiashein nos diga la verdad de qué ocurrió ¿cómo consiguió extraer siete dosis de todos los viales de Pfizer de Cuauhtémoc si no fue diluyendo de más?

¿Robaron entonces viales que se contabilizaron como dosis aplicadas?

 

ES UN TOTAL ESCÁNDALO

 

Las vacunas aplicadas en la Primaria Benito Juárez fueron aplicadas en grupos de siete personas, es decir, inadecuadamente, hasta donde sabemos, y en la Biblioteca Vasconcelos hay testimonios que dicen que también lo hicieron.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

Relacionadas

Más Leído

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Suscríbete al newsletter

Periódico Matutino Grafico. Todos los derechos reservados. 2021 ©