Unión Europea fortalecerá sus relaciones diplomáticas y económicas con China

A partir de la cumbre anual entre la Unión Europea y China, las naciones que forman esta alianza buscan fortalecer sus relaciones diplomáticas y de mercado

Durante la Cumbre Anual entre la Unión Europea y China, realizada través de una videoconferencia en el portal oficial debido a los riesgos por la pandemia de Covid-19, se declaró que ambos lados de esta alianza y relación diplomática, entre 27 naciones europeas y el gobierno de China, adoptarán la Agenda Estratégica de Cooperación EU-China 2020, cuya minuta se encuentra disponible en la plataforma del Servicio Europeo de Acción Exterior (EEAS, por sus siglas en Inglés), y estipula el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas y económicas entre las naciones involucradas.

Con base en los desafíos globales actuales, entre los que figuran el calentamiento global, las relaciones geopolíticas entre la gestión de Donald Trump y la política exterior del presidente Xi Jinping, el conflicto interno entre Hong Kong y China, la volatilidad en el mercado de energéticos, y las transformaciones económicas derivadas de la crisis sanitaria, la Unión Europea resaltó la necesidad de fortalecer los nexos de cooperación con el gobierno de China. Según el presidente del Consejo EuropeoCharles Michel, para fortalecer la cooperación entre China y la Unión Europea se requiere un modelo de operación multilareral, que admita las diferencias de criterios administrativos, sistemas políticos, y otras complejidades con el potencial de mermar las relaciones diplomáticas.

De acuerdo con la canciller alemana, Angela Merkel, durante su discurso en el Consejo Federal de la Unión EuropeaChina representa tanto un competidor importante en materia económica, como un compañero estratégico respecto a la crisis sanitariavolatilidad del mercado de energéticoscadenas de producción, y en materia de relaciones exteriores. Frente a este hecho, la canciller invitó a las naciones de la Unión Europea a generar acuerdos de inversión con China, realizar un diálogo abierto respecto al conflicto entre el gobierno de China y Hong Kong, y conciliar los dos flancos para generar una voz en común.

Asimismo, Vladislav Belov, doctor en economía y vicepresidente del Instituto de la Academia de Ciencias de Rusia, apoyó la posición de Angela Merkel, y resaltó la necesidad de formar un frente común que responda a conflictos unilaterales, con posibilidades de daños colaterales importantes; entre los que figuran la disyuntiva entre Washington y Pekín respecto a la respuesta de China frente a la pandemia, la implementación de modelos económicos como el Brexit, y las acusaciones de Donald Trump dirigidas a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por su parte, el presidente de China, Xi Jinping, informó que se encuentra en completa disposición de cooperar con esta alianza, para mejorar las relaciones geopolíticas y económicas entre su gobierno y las naciones de la Unión Europea. El mandatario resaltó que una cooperación de mercado efectiva puede mitigar las repercusiones económicas en la situación global después de la pandemia, y ayudar a producir tanto los cimientos de una economía estable y preparada para una próxima crisis sanitaria, como una diplomacia con vías de comunicación efectivas y estrategias multilaterales con objeto de enfrentar otras dificultades globales.

Las relaciones diplomáticas entre China y la Unión Europea se establecieron en 1975; sin embargo, sus nexos se fortalecieron con la creación de la Asociación Estratégica Comprehensiva UE-China, en 2003, orientada a la creación de políticas sustentables y cooperación en materia energética. Ante las transformaciones globales desde su creación, esta alianza ha trabajado en colaboración con especialistas y diversas organizaciones mundiales, como la OMS, para responder a crisis de gran escala.