Se decretan nuevas medidas para restringir movilidad en Nuevo León

Ante aumento inusitado de casos de Covid-19, el gobierno de Nuevo León introduce medidas fuertes para disminuir el impacto de la pandemia en la entidad

En una conferencia de prensa celebrada el 2 de julio, Jaime Rodriguez Calderón, gobernador del estado de Nuevo LeónMéxico anunció junto con los secretarios de Salud y Desarrollo Económico una serie de nuevas medidas de restricción y sanciones que se aplicarán a partir del 3 de julio en la entidad. Las nuevas medidas se orientan a reducir la movilidad de la población tras registrar un alza importante en casos nuevos de Covid-19 durante las dos semanas anteriores; dichas medidas incluyen restricciones al tránsito y cambios al código penal.

Tras desmentir el rumor de que se impondría toque de queda en la entidad, el gobernador decretó la prohibición de actividades económicas no esenciales y el tránsito a partir de las 22:00 hr y los fines de semana. Desde el 3 de junio, los cuerpos de seguridad municipales y la guardia civil podrán clausurar negocios que permanezcan abiertos, así como sancionar con multas o faltas administrativas a individuos sorprendidos en la vía pública sin portar cubreboca y sin justificación, es decir, exclusivamente para necesidades esenciales.

Aunado a estas medidas, el 29 de junio el congreso de Nuevo León aprobó una reforma para el código penal para tipificar el contagio con dolo como un delito. Según el portal oficial del gobierno, dicha ley estipula “sanciones de tres meses a tres años de cárcel y una multa de 100 a 400 cuotas, de 8 mil 688 a 34 mil 752 pesos, a quien con conocimiento de que padece una enfermedad grave y transmisible, dolosamente ponga la salud de otro en peligro de contagio.”

Las autoridades reconocen que las medidas anteriores representan un retroceso de la flexibilización de actividades económicas, pues se reportó un aumento del doble en la ocupación hospitalaria (del 24% al 55% de las camas disponibles) durante el periodo del 15 al 28 de junio, además de documentar un promedio récord de 314 casos nuevos y 11 defunciones por día. Esto suma, para el día 2 de julio, un total de 12,388 casos positivos por Covid-19 en la entidad, 636 casos más que el día de ayer.

Estas nuevas medidas han sido recomendadas directamente por la Secretaría de Salud del estado y principalmente se teme rebasar la capacidad hospitalaria en la entidad. El gobierno ha criticado y atribuido este nuevo pico a lo que se percibe como un relajamiento en las medidas de encierro y uso del cubrebocas entre la población. Igualmente, a través de las redes sociales, se ha visto un aumento en las demostraciones de enojo y frustración hacia quienes organizan reuniones privadas o asisten a aglomeraciones.

Asimismo, el gobernador Jaime Rodríguez exhortó a la población a ser responsables y evitar problemas con las autoridades. Aunque anunció que las medidas serán temporales, se dijo dispuesto a imponer un toque de queda si la situación continúa avanzando como hasta ahora. Al respecto fue cuestionado por la vaguedad de los procedimientos de seguridad propuestos, ya que evitó especificar qué atribuciones nuevas gozaría la guardia civil y cuál sería el criterio para aplicar las sanciones.