Revelan detalles de la “Operación Padrino”

La investigación hacia el General Cienfuegos inició desde finales de 2013, cuando agentes de Estados Unidos comenzaron a indagar sobre una célula del Cártel de los Beltrán Leyva dirigida por Fausto Isidro Meza Flores, "El Chapo Isidro"

El jueves 15 de octubre de 2020, el Gobierno de México confirmó que en Estados Unidos fue detenido el General Salvador Cienfuegos Zepeda, ex Secretario de la Defensa Nacional durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto.

La detención generó gran controversia entre la ciudadanía mexicana, así como un gran hermetismo, ya que el propio Gobierno de México desconocía el por qué se había aprehendido al ex Secretario de Estado en el aeropuerto de Los Ángeles.

Al día siguiente, la cónsul en Los Ángeles, Marcela Celorio informó al Gobierno Mexicano que la audiencia de Cienfuegos Zepeda se realizaría durante la tarde de este viernes 16 de octubre, y en la cual al parecer estaría enfrentando al menos cinco cargos relacionados al narcotráfico.

La audiencia fue realizada en punto de las 15:30 horas del Pacífico, donde se leyeron los cargos al General en retiro, el cual de acuerdo a la Cónsul fue debidamente representado por su abogado.

La Operación Padrino

De acuerdo a la información del New York Times, la investigación hacia el General Cienfuegos inició desde finales de 2013, cuando agentes de Estados Unidos comenzaron a indagar sobre una célula del Cártel de los Beltrán Leyva dirigida por Fausto Isidro Meza Flores, “El Chapo Isidro”.

En ese momento, agentes estadounidenses habrían identificado al ex Secretario de Defensa Nacional como un socio corrupto de dicha organización, sin embargo tanto autoridades mexicanas como algunas estadounidenses rechazaron dicha información por lo cual al parecer se dejó de investigar al General Cienfuegos.

Sin embargo dos años después, agentes estadounidenses se encontraban investigando a una organización más pequeña supuestamente aliada de Isidro Meza, a la cual identificaron como el Cártel H-2, la cual era liderada por Juan Francisco Patrón Sánchez, abatido en la ciudad de Tepic, Nayarit durante la madrugada del 10 de febrero de 2017.

En esos momentos autoridades estadounidenses mantenían escuchas telefónicas, cuando de pronto notaron que uno de los miembros del cártel afirmar que “El Padrino” se encontraba en televisión en ese momento. Por lo que según la versión de cuatro agentes estadounidenses al revisar la señal televisiva observaron al Secretario de Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda.

Según los periodistas Azam Ahmed y Alan Feuer, este hecho llevó a las autoridades de Estados Unidos a confirmar que el hombre misterioso que era conocido en el mundo criminal como “El Padrino” se trataba de la máxima autoridad de Seguridad en el país mexicano, el encargado de liderar la lucha contra el crimen organizado.

Fue así como la Operación Padrino continúo operando para establecer que el General Cienfuegos supuestamente apoyó al Cártel del H-2, en el tráfico de miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetamina y mariguana a los Estados Unidos, además de que a cambio de pagos lucrativos, este Cártel podría operar de forma impune, ya que recibían protección de los militares y en cambio atacaban a sus rivales.

Incluso gracias a este acuerdo, la organización de Patrón Sánchez logró expandirse de Mazatlán a otras zonas de Sinaloa, ya que se creaban conexiones entre funcionarios corruptos de todos los niveles.

De tal manera que el Departamento de Justicia de Estados Unidos afirma contar con grabaciones telefónicas donde se escucha al acusado y un alto líder del Cártel del H-2, acordar la protección requerida.

El artículo del New York Times también hace referencia a la detención de Genaro García Luna, quien fue Secretario de Seguridad Pública de México durante el Gobierno de Felipe Calderón, a la vez que recuerdan que autoridades estadounidenses también han acusado Ramón Pequeño y Luis Cárdenas Palomino de tener relación en supuestos crímenes.

Además hacen mención al ex Fiscal de Nayarit, Edgar Veytia quien actualmente fue sentenciado a 20 años de prisión por conspirar con el Cártel del H-2.