Redes de apoyo benefician actitud de mujeres frente al cáncer

Está comprobado científicamente que una adecuada red de apoyo social es salutogénica, pues las pacientes que cuentan con esta red tienen menos estrés y depresión y más compromiso con el tratamiento lo que se traduce en mejores resultados

Los estados de ansiedad y estrés que suelen experimentar las mujeres frente a un diagnóstico de cáncer de mama disminuyen entre más conocimientos tengan sobre su enfermedad y el manejo de la misma, igualmente cuando las pacientes cuentan con una adecuada red de apoyo social, sostiene la psicóloga Esther Cisneros.

La afirmación de la especialista parte de su experiencia en el acompañamiento a sobrevivientes de cáncer de mama de bajos recursos que deciden emprender procesos de reconstrucción mamaria, labor que desarrolló durante seis años en el Hospital Civil de Guadalajara a través del Programa de Navegación.

Está comprobado científicamente que una adecuada red de apoyo social es salutogénica, pues las pacientes que cuentan con esta red tienen menos estrés y depresión y más compromiso con el tratamiento lo que se traduce en mejores resultados”, apuntó.

La también presidenta de la Fundación de Voluntarias contra el Cáncer, que ha brindado apoyo integral a 270 mujeres que recurren a la reconstrucción mamaria, precisó que lo mismo ocurre si las pacientes y su sistema familiar y social tienen los conocimientos suficientes sobre la enfermedad y su tratamiento que les permitan tomar decisiones más acertadas.

Esther Cisneros mencionó en entrevista que aún con los grandes avances médicos y científicos que ha habido en el tema de cáncer recibir un diagnóstico de esta enfermedad sigue representando un shock emocional, un proceso de duelo, en tanto se vive como una amenaza contra la vida.

Sin embargo señaló que, con detección temprana y tratamiento oportuno, el cáncer de mama es curable con probabilidad de hasta 90 por ciento en los casos identificados en los estadios uno y dos. “Se puede sobrevivir al cáncer y seguir siendo hermosas, valientes y empoderadas”, dijo.

La también integrante del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas insistió en la importancia del manejo de las emociones y el estrés en el tratamiento no sólo del cáncer, sino de cualquier enfermedad, ya que “somos un ser integral y si algo nos afecta internamente, también nos impacta físicamente y psicológicamente”.