Promueve Julieta Mejía el cuidado de las abejas

La diputada local impulsa la iniciativa “Sin abejas no hay vida”, la cual pretende cuidar y preservar la vida de estos agentes polinizadores, prohibiendo el uso de plaguicidas altamente tóxicos en el estado.

El Congreso del Estado de Nayarit recibió en el patio central Venustiano Carranza a la senadora Verónica Delgadillo, quien ofreció una conferencia magistral acerca de la preservación y el cuidado de las abejas, ya que sin estos agentes polinizadores no habría vida, pues sin ellos en 4 años desapareceríamos, todo esto en conjunto con la diputada por Movimiento Ciudadano, Julieta Mejía Ibáñez y el diputado Manuel Salcedo.

El uso de plaguicidas altamente tóxicos provoca la muerte de miles de abejas, y demás especies, tan solo en México durante 2015 se registró una pérdida del 49% de las colmenas; se estima que aproximadamente el 70% de las plantas sin flor y alrededor del 90% de las especies agrícolas dependen de las abejas para su reproducción, por tanto la abeja es el ser vivo más importante del planeta.

La diputada Julieta señaló que existen más de 20,000 abejas silvestres en el mundo y en México tenemos aproximadamente 2000 especies.

“Tristemente se sabe que en Nayarit, al ser uno de los principales estados agrícolas del país, el uso y venta de plaguicidas es bastante alto, es uno de los 9 estados que registra mayor número de intoxicaciones agudas por plaguicidas, es uno de los consumidores del 80% del total de plaguicidas a nivel nacional y en el uso de ellos, los principales plaguicidas utilizados son los insecticidas siendo organofosforados, carbamatos, y organoclorados los más utilizados, los cuales presentan un grado de toxicidad térmico es decir son considerados de gran peligrosidad por organizaciones mundiales como la OMS”.

Los tóxicos están presentes en los productos que consumimos, se encontraron cumafós y organofosforados en el 100% de la cera y en el 64% de muestras de miel, provenientes de apiarios en Yucatán, además de poner en riesgo nuestra salud, da como resultado el colapso de colmenas, y acelera la muerte de abejasy todo organismo benéfico para los cultivos.

Las abejas al ingerir estos químicos presentan síntomas de desorientación y pérdida de memoria por lo que no pueden regresar a sus colmenas, ocasionándoles la muerte.En México se producen 57 mil toneladas de miel al año y Jalisco es el mayor exportador de este producto el cual es enviado a Alemania, por lo que si desaparecieran las abejas se reduciría la productividad del campo y la suficiencia alimentaria se vería gravemente afectada, pues 8 de cada 10 alimentos que consumimos fueron polinizados por una abeja.

Los plaguicidas además de estar relacionados en el cambio climático y las afectaciones a los animales, también afectan a los humanos pues ocasionan leucemia y cáncer, por lo que prohibir su uso es también un tema de salud.