Programa espacial chino lanza con éxito misión a Marte

Las autoridades de Beijing han anunciado que el lanzamiento de su primera misión a Marte, Tianwen-1, se llevó a cabo con éxito y espera aterrizar en 2021

A las 12:41 de la mañana, hora de Pekín, del 23 de julio de 2020, la Administración Nacional Espacial China lanzó exitosamente su primera misión al planeta Marte. La misma lleva por nombre Tianwen-1 (que literalmente significa “preguntas al cielo”) y comprende un módulo orbitador y uno de aterrizaje, que a su vez acarrea un vehículo autónomo para exploración en superficie.

Los instrumentos de exploración fueron lanzados hacia la atmósfera por los cohetes Long March-5 desde un sitio de lanzamiento en Wenchang, en la costa sur de China. Se espera que el viaje hacia la órbita marciana dure 7 meses, tras los cuales se intentará aterrizar un vehículo tipo “rover” para recolección de datos geológicos en la superficie del planeta rojo.

De completar esta misión exitosamente, China sería la tercera nación en aterrizar un dispositivo en la superficie de marte y la segunda en ser capaz de operarlo para investigaciones científicas, después de la Unión Soviética, que aterrizó una sonda en 1971, pero falló a los pocos segundos; y Estados Unidos, quien ha acumulado el mayor número de misiones exitosas.

La misión llegará a su destino aproximadamente en la misma ventana de tiempo que otros proyectos recientemente anunciados por los Emiratos Árabes, quienes lanzaron el orbitador “Hope” desde Japón el 14 de julio pasado; y por la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA), que programó el lanzamiento de su novena misión a Marte, llamada “Perseverance”, para el próximo 30 de julio. Ambas con el fin de explorar la dinámica atmósférica y vestigios de vida microbial en el planeta, respectivamente.

Además, las autoridades espaciales chinas detallaron que los objetivos de la misión Tianwen-1 son mapear la superficie y el clima del planeta, buscar vestigios de agua en suelo marciano y, principalmente, revelar datos sobre su subsuelo y composición geológica; esto gracias a un potente radar subterráneo que viajará con el vehículo rover, cuya vida útil se estima en 90 días marcianos (unos tres meses en la Tierra).

El éxito de la misión Tianwen-1 podría posicionar al país de oriente como una potencia científica y tecnológica suficientemente grande como para desafiar el largo liderazgo que ha gozado la NASA en la carrera espacial internacional, pues en su primera misión ha acometido el ambicioso objetivo de operar un vehículo autónomo en Marte, hito ostentado solamente por la agencia estadounidense. Se prevé que la sonda llegué a la atmósfera en febrero de 2021 y descienda en mayo de ese año.