Problemas emocionales: detonador de suicidios

Los problemas emocionales que padece un adicto son diversos, pero destacó la falta de adaptación del paciente, que bajo los efectos de las sustancias se han enfrentado con todos a un mismo tiempo

Raymundo Aguiar Rodríguez, coordinador del Centro de Atención Primaria en Adicciones en el municipio de Compostela, en entrevista reveló que una de las principales  causas por las que los adictos a las drogas deciden acabar con sus vidas, es porque en ellos existen  situaciones emocionales no resueltas: “por eso cuando se tratan las adiciones se tiene que tomar en cuenta el tratamiento que se le llama Dual, además de las situaciones emocionales que atormentan al paciente, como son las emociones no resueltas y prioritariamente es evitar la intoxicación, pero además se debe tener un programa sistematizado psicológico, donde posterior a la desintoxicación se trabaje el desarrollo de habilidades para el afrontamiento de situaciones emocionales”.

Raymundo Aguiar especificó que los problemas emocionales que padece un adicto son diversos, pero destacó la falta de adaptación del paciente, que bajo los efectos de las sustancias  se han enfrentado con todos a un mismo tiempo: “y vive con culpa, con vergüenza, vive situaciones de introversión, de inseguridad, de frustraciones, entonces esas situaciones emocionales comúnmente son de vergüenza que no quieren que se ventilen, que no quieren que se den cuenta y dentro de esta discreción, comúnmente los suicidios se llevan a cabo de manera discreta y oculta“.

Además, el entrevistado refirió que cuando un adicto decide suicidarse  planea su muerte en tres  etapas: “primeramente es la fijación, son los pensamientos discretos, son entre ellos mismos, posteriormente son pensamientos que los ventilan, los platican; la otra etapa es cuando ya existe la planeación, se ejecute o no, se intente o no; y la tercera parte es la ejecución que en muchas ocasiones se consume el suicidio o son ejecuciones fallidas”.

Antes de concluir la entrevista, Raymundo Aguiar  reveló que cuando un suicida falla al pretender quitarse la vida, si no recibe un tratamiento psicológico profesional lo volverá a intentar: “es muy común y estadísticamente está muy registrado que si no se trata, si no continúa con el desarrollo de habilidades, en asesorías emocionales, es probable que esté en el mismo contexto y es muy probable que lo siga intentando y estadísticamente son más las mujeres las que intentan el suicidio, se lleva a cabo en ambos casos, varía la metodología,  pero la idea del suicidio está más presente en el género  femenino“.