Pocos contagios durante protestas por George Floyd tras pruebas gratuitas de Covid-19

Pese a las protestas por la muerte de George Floyd, podría no haber un segundo pico de casos de Covid-19 en Minnesota. Pocos manifestantes se han contagiado

A pesar de las protestas por la muerte de George Floyd y en contra de la violencia racial y la brutalidad policiaca, esto podría no resultar en un nuevo pico de contagios, según el Departamento de Salud de Minnesota, Estados Unidos. Los resultados preliminares de las pruebas aplicadas gratuitamente a manifestantes en días recientes –especifica el departamento– muestran que, del 40 por ciento de las pruebas realizadas en las ciudades gemelas Saint Paul y Minneapolis, sólo han resultado positivas el 1.4%.

Motivado por las recientes movilizaciones en sus ciudades, el Departamento de Salud de Minnesota implementó cuatro centros de testeo en las ciudades gemelas e invitó a acudir a la población de las comunidades que han participado en las protestas, en las vigilias y, en general, en las concentraciones de gente relacionadas con los eventos recientes, mientras alentó al resto de sus ciudadanos a continuar yendo a sus clínicas locales en caso de necesitar una prueba de Covid-19.

El personal médico de estas locaciones realiza un hisopado a quienes acuden y entrega sus resultados en 72 horas. En caso de resultados positivos el Departamento de Salud de Minnesota brinda seguimiento e información para ellos y sus familias. Dado que el 1.4 por ciento de casos positivos en estas locaciones especiales para manifestantes es menor al promedio semanal de 3.7%, en el estado, se cree esto es esperanzador y arrojará luz sobre el comportamiento del virus, aunque aún es prematuro sacar conclusiones, según las autoridades.

Mientras tanto, al menos veintiún estados de aquel país han experimentado, después del Día de los Caídos, un segundo pico de contagios por el levantamiento de las medidas de confinamientoArizona representa el caso más grave, con un nuevo pico de 1,603 casos registrados durante el 12 de junio, de acuerdo al monitoreo de la Universidad Johns Hopkins.

En este mismo tenor, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió a finales de mayo la posibilidad de un segundo pico de contagios por el levantamiento prematuro del confinamiento en algunos lugares. Con base en predicciones del organismo internacional, las muertes podrían aumentar al doble en Estados Unidos de no aplicarse medidas adicionales de prevención mientras se relaja el aislamiento social.

Para prevenir lo anterior, el organismo ha llamado a implementar, entre otras medidas, un mayor número de pruebas, como se ha hecho en Minnesota con motivo de las protestas contra la violencia racial y la brutalidad policiaca, cuyos resultados, aún preliminares, podrían significar que las movilizaciones no han causado aún un segundo pico de contagios en aquel estado.