Paquete de ayuda por COVID-19 en Estados Unidos genera polémicas

Se otorgarán estímulos de 600 dólares por persona, lo que algunos consideran demasiado poco y generó una respuesta dividida entre su población, especialistas, y sector gubernamental

Luego de meses en negociación, legisladores de Estados Unidos acordaron la implementación del paquete de ayuda por Covid-19, que cuenta con un presupuesto de 900 mil millones de dólares (mmd). Tanto republicanos como demócratas llegaron a un punto en común dentro de las votaciones, cerradas en el contexto de las próximas vacunas contra el virus Sars-Cov-2. No obstante, economistas y un alto porcentaje de la población consideran que los estímulos son insuficientes.

De acuerdo con la Universidad de Columbia, alrededor de 8 millones de estadounidenses se encuentran en situación de pobreza. Esto como consecuencia de las afectaciones por la pandemia de Covid-19, cuyos efectos incluyen una contracción de 14.7% en el mercado laboral. Pese a los estímulos expedidos por el gobierno, de mil 200 dólares a 600 dólares, los casos de pobreza prevenidos pasaron de 18 millones a 4 millones durante la segunda mitad del año.

El aumento de pobreza durante la pandemia, así como el daño al mercado laboral, ha llevado al gobierno de Estados Unidos a generar este paquete de ayuda por Covid-19. Según las autoridades legislativas, se entregarán 600 dólares por adulto con salario de hasta 75 mil dólares (md), o en familias que perciban no más de 150 md.

Con los estímulos comprendidos en este paquete, la sociedad estadounidense se encuentra dividida en cuanto a su recepción y expectativas. Según un estudio realizado por la BBC, una gran parte de la población considera que el pago de 600 dólares es insuficiente e indignante para la situación actual. Por su parte, economistas lo consideran un estímulo pequeño y tardío, según Pantheon Macreoeconomics, “cualquier alivio es mejor que ninguno”, pero se mantienen escépticos sobre la cifra final de 900 mmd.

Asimismo, los programas de apoyo sin empleo recibirán 300 dólares y se extenderán hasta el periodo primaveral. Mientras que, con respecto a temas de empresas, distribución de las próximas vacunas, e infraestructura para la educación, se destinarán 300 mmd.

Legisladores estadounidenses confirmaron que los 900 mmd comprendidos en el apoyo no tienen por objeto financiar gobiernos locales. Gracias a la iniciativa aprobada, el partido republicano aceptó que no se otorgará protección legal a las demandas relacionadas con Covid-19 contra empresas durante este periodo.

Frente al aumento de la pobreza y el declive de la oferta laboral en Estados Unidos, los estímulos comprendidos en el paquete de ayuda por Covid-19 provocan reacciones divididas. Mientras los partidos muestran optimismo, economistas y la población muestran desdén por las cifras bajas y tardías de este apoyo, cuyo tope es de 600 dólares por persona.