Mesa de diálogo con Maduro es para flexibilizar Noruega

El diputado venezolano Timoteo Zambrano aseguró hoy que la mesa de diálogo entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y algunos partidos políticos, forma parte de las negociaciones para superar la crisis política, económica y social que afecta a este país y que son auspiciadas por Noruega.

“La mesa (de diálogo) no nace porque el gobierno la puso. Eso no es verdad. Es un cliché político y no es importante mencionarlo”, aclaró el diputado de la Asamblea Nacional.

En entrevista con la radioemisora Circuito Éxitos, destacó que el objetivo de esa mesa de diálogo es para “flexibilizar” los encuentros que iniciaron Oslo y luego se dieron en Barbados, bajo el acompañamiento del gobierno noruego.

Planteamos esta metodología que puede funcionar porque es complementaria a lo que se pudo hacer en Noruega”, dijo Zambrano.

Noruega se metió por un callejón donde tu planteas 60 puntos, que luego en el debate te quedas con dos temas”, la oposición plantea su máximo que es “dame elecciones adelantadas y el gobierno se queda con su máximo de: suspéndeme las sanciones”, en referencia a las medidas que le han impuesto otros gobiernos al régimen de Maduro.

Eso “no funcionó porque los nuestros no podían garantizar el levantamiento de sanciones, nadie puede, y nosotros hemos puesto una alternativa”, que es la mesa de diálogo, explicó el líder del partido Cambiemos.

Reiteró que cuando plantearon la mesa de diálogo “fue para flexibilizar Noruega y sigue siendo complementaria”.

Zambrano también se refirió al regreso de los diputados del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela a la Asamblea Nacional, de oposición, y consideró que en “un equilibrio importante” en el poder Legislativo.

Si logramos que haya el reconocimiento del Poder Legislativo, podemos encontrar una solución. La Asamblea Nacional y la Constituyente, al no reconocerse, terminan anulándose todas sus decisiones”, expuso.