La tribulación que se nos viene

Las personas pobres están sujetas a acontecimientos exuberantemente estresantes que causan depresión, ansiedad, adicciones, suicidio, delincuencia, problemas académicos, laborales y aceleran enfermedades mentales como esquizofrenia, cambios de humor y daños en el cerebro.

Hace menos de una semana, la regidora de Tepic, por el PRD, GLORIA NOEMI RAMIREZ BUCIO, cuando fue inquirida sobre el grave problema del incremento de enfermos mentales en las calles de la capital de Nayarit, en donde deambulan decenas de personas que padecen de sus facultades cerebrales y que por lo mismo se han convertido en un riesgo para la sociedad en general, especialmente para los niños capitalinos que no tienen noción del peligro que les representa eventualmente acercarse a estos enfermos, contestó algo que es conocido por todos, que tales personas tanto hombres como mujeres no tienen consciencia y en caso de que atenten en contra de la vida de un ciudadano, difícilmente se le podrá aplicar todo el peso de la ley, es decir algo que conocemos, pero bueno, en efecto, probablemente algunos que desconozcan cuestiones legales, crean que una denuncia a la autoridad sea suficiente para guardarse del peligro que es un enfermo o enferma mental, pero es sabido que no.

Hago esta remembranza porque ayer fue el secretario CARLOS CERVANTES ABREGO, quien en el marco del día mundial de la salud mental, reconoció que este mal desafortunadamente se viene arraigando entre el sector más vulnerable que abraza la pobreza: el que menos tiene.

Parece que gran parte de las decenas de personas con discapacidad mental, uso esta palabra para no utilizar el clásico adjetivo de enfermos mentales, andan en las calles precisamente por la falta de recursos de sus familiares para en primer lugar, haberles dado un buen tratamiento médico-mental, o sea siquiátrico cuando iniciaron con sus problemas de la cabeza, cuando empezaron a perder la conciencia de la realidad y en segundo lugar para atenderlos bien, para darles la adecuada atención ahora que están ya en fase grave, es decir cercanos a la esquizofrenia, si es que no, ya están en plena esquizofrenia.

Dice CERVANTES ABREGO, que la enfermedad mental es un problema que afecta y que es multifactorial, los grupos vulnerables precisamente son aquellos que están en pobreza, están en desigualdad, que tienen desgraciadamente violencia intrafamiliar, hay personas que tienen de nacimiento algunos trastornos y que los puede llevar precisamente a desarrollar una enfermedad incluso psiquiátrica y aquí debemos de hacer una pausa para tratar este punto de la pobreza, dicho atinadamente por el secretario de salud de Nayarit, de entrada debemos de recordar que la pobreza es uno de los problemas más grandes que enfrenta este mundo y hasta la fecha no se entiende con exactitud el origen y la permanencia de la misma entre las sociedades.

La pobreza es un fenómeno que supone la habilidad de las personas para cumplir con la satisfacción de sus necesidades básicas como la salud. No hay duda alguna de que la pobreza tiene una influencia adversa en la salud mental de las personas, sus efectos directos e indirectos están relacionados a la pobreza como el impacto emocional, de comportamiento y psiquiátrico y por ende en el incremento de las brechas entre ricos y pobres.

La pobreza tal y como lo dice el doctor CARLOS CERVANTES ABREGO, está ligada a comportamientos sicológicos y psiquiátricos que llevan a situaciones económicas y emocionales altamente estresantes que dificultan la superación de la pobreza. En un estado de pobreza se perciben niveles considerables de estrés y un negativismo en el estado de ánimo de las personas quienes por lo general toman decisiones inmediatas y altamente riesgosas, las cuales podrían limitar la atención y ofuscar el establecimiento de objetivos a largo plazo. Posiblemente estás sean las razonas que hacen que la pobreza se perpetúe y forme un círculo vicioso.

Según los expertos, la pobreza es un círculo vicioso y afectan la salud mental de las personas, incrementando sus niveles de vulnerabilidad y frustra el desarrollo de las capacidades y libertades personales. Las personas pobres están sujetas a acontecimientos exuberantemente estresantes que causan depresión, ansiedad, adicciones, suicidio, delincuencia, problemas académicos, laborales y aceleran enfermedades mentales como esquizofrenia, cambios de humor y daños en el cerebro, por eso les repito, el secretario de salud tiene toda la razón al aseverar que las enfermedades mentales siempre pegarán más en los jodidos, que en los medianamente acomodados y es que estas personas de niveles económicamente bajos, difícilmente tienen control sobre las adversidades y son sujetas a un mayor riesgo de pobreza, exclusión, marginalización y discriminación social y económica.

La pobreza sicológica no es únicamente el cúmulo de estrés, ansiedad, depresión y otros factores, es también el resultado de deficiencias sicosociales, mentales y físicas.

Según la Organización Mundial de la Salud, estas anomalías son muy comunes en los grupos de personas vulnerables, quienes están sujetas a la violación de sus derechos humanos, aislamiento en los procesos de su inserción laboral y educativa, victimización sexual, física y emocional, y restricción en el acceso a servicios de salud especializados. Por todos estos y otros factores, las personas con deficiencias psiquiátricas y sicosociales enfrentan un tipo de discapacidad. Las debilidades sicológicas y psiquiátricas son también una forma de inequidad entre los diferentes grupos sociales, ésta reduce el capital social, obstaculiza el desarrollo económico y acentúa las diferencias sociales.

Las buenas noticias es que existen soluciones que podrían aliviar en cierta medida el deterioro de la salud metal de las personas en estado de vulnerabilidad, recalcan los expertos que acciones inmediatas deben tomarse, especialmente con grupos de niños y adolescentes quienes la exposición a estos factores estresantes pueden deteriorar su salud física y mental desde muy temprana edad.

Entender la sicología y la psiquiatría de la pobreza, y los efectos de la misma sobre los actos, sentimientos y pensamientos de las personas vulnerables es crucial para proponer iniciativas que reduzcan la inequidad:

Desarrollar un ambiente político que facilite políticas de cambio y asistencia sicológica
Mejorar las relaciones intergrupales y proponer iniciativas disminuye los estereotipos sociales, estados de ansiedad y prejuicios, mejorando de esta manera la empatía entre las personas fortaleciendo las percepciones de la pobreza.
Dotar de ayuda temprana a jóvenes quienes corren el mayor riesgo de sufrir los estragos de la pobreza y quienes tienen el mayor potencial de escapar de éste círculo generacional a través de la asistencia educacional y técnica
Romper con la estigmatización social que limita la búsqueda de ayuda sicológica y psiquiátrica que está arraigada en nuestra cultura.
Fortalecer las capacidades técnicas de los sicólogos y psiquiatras para que propongan soluciones apropiadas.
Realizar los estudios respectivos del caso creando líneas base de salud mental y la identificación de grupos altamente vulnerables.
Crear líneas de financiamiento para crear y mantener programas de salud mental y sicológica.
Generar empleo y otras oportunidades de obtención de ingresos para grupos de personas vulnerables con deficiencias sicológicas y

En este caso en particular, las políticas públicas deben luchar contra los estigmas sociales y priorizar las necesidades de salud mental de las personas afectadas. ¿Qué puede conseguir un país con gente sin salud y sin educación? Una de las apuestas más seguras que una nación puede realizar es reconocer el potencial de su capital social.

Por lo pronto, dice CERVANTES ABREGO, que en cuanto a nuestra entidad, tenemos en puerta ya la visita de la Dra. Lorena Hernández, que es la directora de los servicios jaliscienses de salud mental, quien viene a hacer una mesa de trabajo, junto con los diputados, junto con los expertos en psiquiatría, en psicología y con el pueblo en general para tomar el mejor modelo de atención que nos conviene instalar en Nayarit.

La instrucción de jefe del poder ejecutivo, ANTONIO ECHEVARRIA GARCIA, es que se atienda a los enfermos mentales y, sobre todo, que se dé respuesta a la población en materia de salud mental.

El Secretario de Salud en Nayarit, Carlos Cervantes Ábrego, se refirió a la importancia que tiene la atención oportuna en pacientes  que padecen
algún trastorno mental y que desafortunadamente en la mayoría de estos casos terminan de manera trágica.

“Miren, yo creo que la sociedad, las familias y nosotros como ciudadanos tenemos que también ser partícipes de la salud. Yo creo que aquí influye mucho el que ellos, si tienen un paciente con enfermedad metal, pues se acerquen a los centros de salud, los centro de salud están abiertos, el sector salud no nada más es Secretario de Salud, es Seguro Social, y es ISSSTE, y por ley tienen que atender la urgencia, entonces en ese sentido, la sociedad implica mucho que hay que ellos nos avisen o acerque a su familiar cuando tiene un problema de salud mental.

Aquí alguno datos del estado de Nayarit, “Tenemos pocos envíos (al psiquiátrico de Guadalajara), realmente  en la Secretaría de Salud no ronda más allá de 20 pacientes con brotes siquiátricos, los que sí trasladan en mayor proporción son el Seguro Social, aunque es una población menor, pero ellos tienen también sus traslados directos.

De acuerdo a la visión del doctor CERVANTES ABREGO, se tiene que pugnar por la rectoría en salud puesto que pareciera ser que en nuestro estado está fragmentada la salud, el IMSS por un lado, el ISSTE por el otro, y la Secretaria de Salud, por otro lado, entonces lo que tenemos que hacer, es unificar los servicios de salud, porque al final de cuentas el compromiso es con todo nayaritas

Un dato que no debe hacer pensar es que * EN EL 2025 ENFERMEDADES MENTALES SUPERARÁN A LAS CRÓNICO DEGENERATIVAS, según dice la SSN.

La salud pública tiene muy identificadas las actividades mentales que en el próximo 2025 van a ser el primer lugar de enfermedades, superando incluso a todas aquellas enfermedades crónico degenerativas, la salud mental es un problema de salud pública que debemos de atender desde casa, hasta los profesionales de la salud. No contamos nosotros con el personal que quisiéramos, según la Comisión Económica para Latinoamérica y Caribe, habrá 10 psiquiatras por cada 100 mil habitantes, nosotros y  México, no nada más como estado, carecemos de psiquiatras, de hecho es una de las especialidades que va a abrir las puertas a los médicos que quieran cursar esta materia, porque realmente es un problema de salud pública que se nos va a venir en estos próximos años…así que amigos, mientras que los diabéticos, los cancerosos, los hipertensos, los alérgicos a algún elemento, y otros enfermos físicos, que le hacen la lucha para sobrellevar su enfermedad, para controlar, si no pueden ya revertirla, sabrá Dios que vaya a ocurrir cuando los enfermos mentales superen a todos estos aquejados por males físicos…Dios nos ayude…hasta mañana.