La robótica se pone al servicio de la lucha contra la Covid-19

El uso de la robótica en diversos sectores a raíz de Covid-19 ha sido de potencial ayuda para la mitigación de contagios y cumplir con la creciente demanda

A raíz de la propagación de la pandemia de Covid-19 alrededor del mundo, los servicios sanitarios y de salud trabajan de la mano con la robótica para erradicar las amenazas de contagio y propagación del virus SARS-coV-2. La robotización permite mejorar la eficiencia en los procesos industriales y operacionales de las empresas. Asimismo, ahora los robots asistenciales están ganando terreno en el sector salud para cumplir con la demanda exacerbada a consecuencia de las restricciones de movilidad y distanciamiento social por la pandemia.

El riesgo potencial de contagiarse a través del trayecto a hacer una entrega a domicilio llevó a empresas a eliminar dicho servicio; no obstante, la mayoría de las compañías plantearon soluciones tecnológicas para no parar su cadena de distribución. Fedex fue una de las empresas que implementó un dispositivo de entrega autónomo llamado Roxo. Este robot tiene la capacidad de viajar por banquetas y bordes de calles con ayuda de inteligencia artificial para detectar y evitar obstáculos, seguir las reglas de vialidad y entregar de forma segura paquetes de un tamaño pequeño.

De igual manera, la compañía Amazon inició las pruebas de su robot de entregas Scout el pasado agosto de 2019 en California, Estados Unidos con la intención de incorporarlo a su proyecto Amazon Key, iniciativa que comprende de drones y avionetas para hacer entregas de paquetes. Aunque el desarrollo de este pequeño robot autónomo no estaba contextualizado en la pandemia, será de gran ayuda para las entregas sin contacto.

Además de su uso en entregas a domicilio y almacenes, los robots pueden ayudar al cuidado de pacientes de Covid-19. En México, diversos hospitales están implementando robots en los cuidados médicos para sobrellevar la carga del personal médico y brindar una mejor atención a los pacientes. Por ejemplo, en el Centro médico nacional “20 de noviembre” se incorporó LaLuchy Robotina, un robot operado con base en inteligencia artificial que ayudará a las estrategias de salud mental y neuropsicológica de pacientes con coronavirus; se pasea por las camas de los pacientes y permite a los profesionales interactuar con ellos de manera eficaz y segura.

Por otro lado, Keenon Robotics, empresa tecnológica ubicada en Shanghái, China desarrolló un robot semiautomático para transportar medicinas y alimentos en zonas de aislamiento por coronavirus y hospitales. Hasta el momento ha sido implementado en más de 200 hospitales en China y en agosto de 2020, la tecnológica asturiana Alisys los introdujo a España.

Así, la robótica se pone al servicio de la lucha contra la pandemia de Covid-19 para lograr proteger la salud de los colaboradores de las empresas a través de entregas sin contacto humano; garantizar la entrega de productos a pesar de la demanda creciente por las restricciones de movilidad, y sobrellevar la carga de trabajo para profesionales de la salud.