La loba más querida del Parque de Yelowstone, abatida por un cazador

Superó los límites del parque natural y murió tras el disparo de un cazador que, según las leyes del Estado, no cometió ninguna ilegalidad, pues en el estado de Montana se permite cazar lobos desde 2011.

Le pusieron de nombre Spitfire, que significa volcán en inglés, pero también era conocida por ser La Reina de Lamar Valley e incluso por un número: 926F. Era la loba más querida por los visitantes del Parque Yelowstone, en Estados Unidos, y un cazador la ha abatido a tiros en una zona alejada del parque, limítrofe con el exterior del mismo. Murió precisamente porque salió, aunque fuera poca distancia, del parque que le protegía.

Spitfire era hija de una loba conocida por el sobrenombre de 06 y que inspiró una página de Facebook llamada The 06 Legacy (El legado de 06), donde apasionados por estos animales se mostraban estos días compungidos por lo sucedido.

“Tenía siete años y atravesó grandes dificultades junto a su manada, en las que mostró siempre una fortaleza increíble, coraje y resiliencia. Con su hija Little T tenía una relación muy especial y estuvieron juntas todo este tiempo”, contaron en su cuenta de la red social.