Diseñan y fabrican cubrebocas Wixáricas

La venta de los cubre-bocas en el taller MIA (Mujeres Indígenas Artesanas) se origina luego de la falta de ventas, que estas mujeres tenían ante el confinamiento

Tepic.-URGULLO NAYARITA…Nadie sabe con exactitud cuando aparecieron por primera vez en el mundo…Lo que sí ha sido reconocido -a lo largo de la vida- es su efectividad y protección para la humanidad: Son los CUBREBOCAS que ha ido cambiando en diseño de acuerdo a los tiempos y necesidades de los consumidores, que afortunadamente han encontrado satisfacer sus gustos, ante las variadas opciones que se tienen para comprarlos.
Dentro de las novedades, y ofertas en el mercado, están los CUBRE-BOCAS WIXÁRIKAS (O HUICHOLES) que se han posesionado -de la noche a la mañana- entre el gusto de los consumidores por su color y grandes diseños, que desde luego dan originalidad y autenticidad a quienes los portan.
Actualmente doce familias huicholas, encabezadas por una diseñadora de ropa y una activista social, responden a la demanda de estos artículos que se han vuelto indispensables para enfrenar la nueva realidad ante la presencia y la pandemia del COVID-19 en el mundo.
La venta de los cubre-bocas en el taller MIA (Mujeres Indígenas Artesanas) se origina luego de la falta de ventas, que estas mujeres tenían ante el confinamiento por el CORONAVURIS, pero principalmente por la necesidad económica en sus bolsillos…ha sido tanto el éxito y la demanda de los CUBREBOCAS HUICHOLES que estos ya son enviados a todos a Estados Unidos de Norteamérica donde son promovidos por la Federación de Nayaritas en California (FENINE), así como en la CDMX, donde las senadoras y diputadas nayaritas se han convertido en las embajadoras y promotoras de estas piezas artesanales, 100% WIXÁRIKAS.
UN TALLER SOCIALMENTE RESPONSABLE
Otro punto a favor que tiene y que hay que reconocerle al taller MIA, es que es un taller con responsabilidad social, pues el 10 % de su producción y venta es destinado apoyar a personas realmente vulnerables, es decir a comedores comunitarios y músicos que en su momento tocaron en las calles, así como a personas sin la capacidad para poder comprar justamente un cubre-bocas.
VALOR AGREGADO
Si se toma en cuenta, el tiempo, valor y el trabajo que representa para los artesanos dedicar a cada uno de estos cubre-bocas, su precio realmente es económico, pues va desde los 150 pesos en delante.
LA IDEAS ES CUMPLIR AL 100%
En una segunda entrega, se estaría proporcionando número telefónico del Taller MIA y dirección del correo para poder realizar los respectivos pedidos, por lo que en éstos momentos -se omiten estos mismos, al existir una amplia demanda por cubrir y que habría que atenderse con puntualidad como ha sido la filosofía de este taller nayarita.