¡Detenido peligroso violador “en serie”!

Tepic.-Se esclarece una violación y robo ocurrida en Ahuacatlán, y una violación más en el municipio de Ixtlán.
En el mes de junio del presente año 2020, una joven de identidad reservada de 18 años, denunció ante el Ministerio Público de Ixtlán del Río, haber sido atacada sexualmente en el estacionamiento de Soriana a las 6.30 horas de la mañana, cuando un sujeto le tapó la boca y se la llevó al cauce de un arroyo, donde le impuso cópula con violencia; se hicieron las investigaciones correspondientes y se constató que se trató de un hecho de violación. Obteniéndose rastros de semen del que se obtuvo el perfil genético del posible agresor.

El segundo caso fue el día 6 de julio cuando también se presentó a denunciar ante el Agente del Ministerio Público de Ahuacatlán una mujer de 53 años, quien refirió que ese día aproximadamente a las 08:00 horas, se encontraba en su domicilio particular en la colonia Juárez en Ahuacatlán, cuando sintió que alguien la tomó por atrás con gran fuerza, le tapó el rostro con una prenda, le ató las manos hacia atrás; llevándola hacia su cuarto donde le impuso cópula con violencia, y aparte le robó $2000.00 y un teléfono marca Samsung.

En este segundo caso también se realizaron actos de investigación, destacando el levantamiento de evidencia en el lugar, como fue una colilla de cigarro y prendas de vestir con residuos de semen; de lo que se obtuvo perfil genético.

En las investigaciones se logró geolocalizar con autorización de juez federal el celular robado a la segunda víctima; mismo que fue recuperado, identificando al posible agresor, a quien mediante una técnica de investigación se logró obtener su perfil genético y realizada la confronta dio coincidencia con total seguridad que se trató del agresor sexual en ambos casos.
Lo que se confirmó con reconocimientos y otros actos de investigación.
El día de hoy la Fiscalía ya lo tiene tras las rejas para ser presentado ante los jueces y poder las penas correspondientes que por cada hecho corresponde a penas de hasta 30 años de prisión.