Desilusiona al “Vaquero” Navarrete que rivales no quieran unificar

Un tanto desilusionado porque el objetivo era terminar el 2019 con alguna pelea de unificación, el boxeador mexicano Emanuel Navarrete está listo para realizar la cuarta defensa del título supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), en espera de cerrar un gran año y por un 2020 mejor.

Luego de coronarse el 8 de diciembre de 2018, tras recibir la oportunidad del ghanés Isaac Dogboe, el “Vaquero” ya hizo tres defensas este año y va por la cuarta para celebrar así su primer año como campeón mundial.

Destronar al africano y los tres nocauts propinados en sus defensas, considera, pueden ser el motivo por el cual las unificaciones no han llegado, pero no piensa esperar mucho, pues quiere hacer dos o tres exposiciones más del cetro antes de subir a la división pluma.

Estuve mucho tiempo desde antes que fuera campeón retándolos, estuve en buena clasificación buscando la oportunidad y nunca me la dieron, el que me la dio fue Dogboe y se lo agradezco, pero vieron lo que pasó, eso para mí fue contraproducente, pues nadie quiso pelear conmigo”, explicó.

Previo a su último entrenamiento en el Centro Ceremonial Otomí, lamentó que los campeones de otros organismos, —como Daniel Román, Brandon Figueroa y Rey Vargas—, lo evadan, ya sea por su calidad o para mantener su cetro, pero está dispuesto a medirse con cualquiera.

Al peleador más fuerte lo evaden, quieren sostener o mantener el título. Por un lado me andan evadiendo, por otro con las empresas es más complicado en este momento hacer las peleas, la actualidad no lo permite, es más el marketing, hacer dinero, conservar a su campeón, yo encantado de enfrentar al que sea”.

Así, se declaró un tanto desilusionado y “golpeado” emocionalmente por esa situación, pues cuando empezó su carrera vio a los mejores chocar con los mejores y ahora ya no, por ello espera dos o tres peleas más en 122 libras, las mejores, y luego buscar en las 126.

100 por ciento (desilusionado), cuando empecé en esto me tocó ver campeones que peleaban con los mejores o había buenas rivalidades. ahora todos evaden a todos, ya van más por la bolsa, eso me golpea emocionalmente, pero tenemos que salir adelante”.

En pluma espera encontrarse con campeones como Josh Warrington, incluso no descartaría subir a las 130 en busca de los mexicanos Leo Santa Cruz u Óscar Valdez.

Mientras se alista para el 7 de diciembre en Puebla, donde se verá las caras con Francisco Horta, pelea en la que, aseguró, saldrá por el nocaut desde el inicio; sin caer en excesos de confianza con un retador que llega con hambre de triunfo, esa que él tuvo cuando destronó a Dogboe.

Dogboe era claro favorito ante mí y vean lo que pasó, no me confío de nadie, sé las ganas que trae Panchito, solo de verlo se le ven las ganas que quiere volarme la cabeza, por eso quise aislarme (en el Otomí) y llegar con la mejor preparación, para que no haya sorpresas. Voy a salir a molerlo, vamos a ir a ganar”.