Conferencias virtuales inmersivas, el futuro de las reuniones en línea

DC Fandome, ENGAGE o Teooh son propuestas para realizar eventos virtuales mucho más interactivos e inmersivos que sólo una videollamada o webinar por Zoom

Con la pandemia obligando el cierre de negocios y escuelas, confinando por meses a la población en casa, las actividades virtuales aumentaron exponencialmente. Esto dio oportunidad no sólo de mejorar las plataformas de conferencias y eventos virtuales, sino también de innovarlas y crear experiencias cada vez más inmersivas que no sean tan fatigosos para los usuarios.

Después de casi ocho meses que la Covid-19 apareció en Wuhan, los eventos virtuales mejoraron en su desarrollo. Plataformas de la talla de Google Meet, Skype y Zoom, así como videoconferencias por apps de mensajería, trabajaron para mejorar la experiencia virtual para no sólo comunicar a las personas, sino realizar conferencias de trabajo o clases.

Sin embargo, el excesivo uso de plataformas de videoconferencias pronto volvió cansado a los usuarios reunirse virtualmente. La fatiga por Zoom se hizo presente y la exigencia por nuevas experiencias virtuales también. Por fortuna, ya existían propuestas que se aprovechan de las nuevas tecnologías para ofrecer un evento más inmersivo.

ENGAGE, un sistema de tecnología de realidad virtual (VR) irlandés de 2016, es un buen ejemplo, pues utiliza VR para ofrecer conferencias inmersivas, sobre todo si se utilizan lentes y audífonos. “En una conferencia en VR, si alguien está lejos se oye lejos, puede levantarse la mano para preguntar o levantarse, caminar en los corredores y tener conversaciones privadas”, declaró David Whelan, director ejecutivo de Immersive VR Education, compañía dueña de ENGAGE, “la sensación de estar presente hace una gran, gran diferencia”.

Otro ejemplo es Teooh, un software de la compañía británica del mismo nombre que opta por crear avatares al estilo Sims o Second life. El software se encuentra en la versión beta, pero ya tiene disponible ciertas salas y avatares para organizar cualquier tipo de evento virtual.

Existen otras propuestas que no necesitan crear un avatar o de equipamiento especial: Digital Summit de SBC es un encuentro online de la industria de videojuegos, la cual apuesta por una plataforma especial para conferenciasstandspruebas de videojuegos y networking, permitiendo a los asistentes una experiencia más interactiva que sólo un enlace para las conferencias.

DC y Warner Bros. son otro buen ejemplo de cómo realizar un evento virtual masivo más interactivo. El DC FanDome realizado entre el 22 y 23 de agosto se caracterizó por “domos” de pantallas verde que daban la sensación de asistir a un cuarto grande cuyas paredes conectaban con videollamadas de los participantes, además de videos, conferencias y sketches disponibles únicamente las 24 hrs en la página oficial, simulando un evento en vivo.

Si bien las conferencias y eventos presenciales están lejos de desaparecer, el perfeccionamiento de experiencias virtuales podría evitar fenómenos como la ‘fatiga por Zoom’ así como volver más interactivos y sorprendentes los eventos virtuales. Todavía queda perfeccionar la tecnología VR y las plataformas inmersivas, pero diferentes compañías han marcado ya el camino.