Calle Arquitectura, ¿Una calle o un “área natural protegida”?

En nuestra hermosa ciudad de Tepic, existe una “calle” llamada Arquitectura y se encuentra en el Fraccionamiento Los Limones. Es vecina de las vías del ferrocarril, de la colonia Tierra y Libertad, y topa con la avenida Principal

Quizá nunca has oído hablar de esta “calle”, porque es irrelevante, tan irrelevante como el resto de las callejuelas de las colonias de Tepic.

Se encuentra por ahí, “arrumbada” por las colonias y fraccionamientos vecinos del boulevard Colosio. Para ser más específicos, en el fraccionamiento Los Limones, entre Av. Principal. Es un largo tramo de alrededor de 350 metros que conecta al resto de las calles del fraccionamiento, y sirve como vía para salir a la avenida Principal. La calle Arquitectura también tiene una calle hermana, que está a su lado y cumple con la misma función llamada “Diseño Industrial”, pero de ésta hablaremos después. Porque tampoco se queda atrás.

Es tan irónica la vida que tiene un nombre completamente opuesto a lo que representa, porque la “arquitectura” de la calle Arquitectura, es nula. Juzgue usted mismo por las imágenes…

Soy vecina de esta calle desde hace 15 años.  No ha habido cambios que se consideren notables más allá de una que otra casita que se ha construido, y una pequeña tienda de abarrotes. Pero nada más, los otros “cambios” que he notado han sido el deterioro constante, la falta de alumbrado público, hay un pequeño río a un lado y éste alberga a mucha fauna silvestre que me hace pensar si esto es una calle, un zoológico, o un “área natural protegida” entonces, ¿Qué es? Vivo en constante confusión.

Mira que yo no tengo problemas con que a veces me tope con sapos, ranas, víboras pequeñas, aves migratorias y demás animalitos rastreros. Al contrario, son mis amigos. Uno tiene que ser amigo de la naturaleza, porque la naturaleza es buena, eso dicen, ¿no?

Pero lo que no me gusta, me cabrea, me rechifla de la calle, es que anochece y se pone como una boca de lobo. Pues no hay nada que ilumine más que la luz tenue que los vecinos con alma caritativa proporcionan desde sus casas.

Este camino tiene un relieve salvaje, apto para un safari, un motocross. Ya que está hecha de terracería, pero quien se encargó de poner la tierra y aplanarla para hacerla “calle” yo creo que no estaba pensando en hacer una calle, sino lo anteriormente mencionado. Quizá se inspiró en toda la flora y la fauna salvaje, y se puso a pensar en el safari, en  Tarzán, en sus músculos y su larga melena ¿Por qué no? Sólo nos faltan las lianas para podernos transportar, o quizá unas lanchas, no lo sé. Porque no se puede caminar ni transitar con auto o moto, porque tiene un montón de “fosas”.

Claro que te la puedes “rifar”, pero es como un videojuego de obstáculos y sólo los más “machos” se animan a acabar con la suspensión de sus “troconas”, o de sus “Mortalikas”.

Cabe recalcar que este paradisíaco tramo cuenta con estanques y lagunas que proporcionan hermosas vistas que te cautivan, o bien te contagian de dengue, zika chinkungunya y demás enfermedades. Porque el agua en tiempo de lluvias se estanca en estos hermosos manantiales y toma un color chamuscado, un poco turbio, pero nomás “poquito”. Pero no te asustes, eso significa que el agua está calientita, lista para un buen chapuzón.

Esta calle me queda de camino para llegar a mi trabajo: en el periódico Meridiano, y muchas veces he pensado que este paso puede ser utilizado como un buen escenario para una película de acción en un futuro distópico al puro estilo Mad Max. Pero nada más las ganas me han quedado, pues eso les corresponde a mis amigos los compañeros de la carrera de cine. Debería protagonizarla Selena Gómez, con eso de que le gusta venir por acá debería de echarse una vuelta a este pueblito mágico de Tepic con sus lagunas encantadas con flora y fauna diversa.

¿Vas de camino a la escuela, al trabajo? ¡Qué mejor que llegar con los zapatos enlodados! Para sorprender a tus compañeros platicándoles tu exquisita travesía. ¿Para qué salir de vacaciones? El ecoturismo es lo de hoy, ¿No? La próxima vez que tome ese tramo para llegar al trabajo les diré que fui a plantar un pinito en la calle Arquitectura y de paso me puse una mascarilla de lodo para exfoliar mi piel para tenerla bien tersa. Bueno, es que hay que ser positivos.

Esta calle ya ha salido en la pantalla chica, sólo falta que tenga su debut en la pantalla grande. La vi hace unos once años en un programa de televisión local de la época donde un carismático chico se va a pescar a los charquitos y hay un montón de niñitos divirtiéndose en tan refrescante lugar.