Amenaza gobierno de Bolivia a periodistas

La nueva ministra de Comunicación de Bolivia, Rozana Lizárraga, acusó a medios bolivianos y extranjeros de sedición, lo cual se suma a diversas agresiones a periodistas reportadas durante las protestas sociales que se suceden desde el 20 de octubre.

Lizárraga afirmo que ya tienen a periodistas identificados y procederán con base en la ley boliviana. De acuerdo con el Código Penal Boliviano, por sedición, el delito por el que ha amenazado al ejercicio periodístico, se entienden las acciones que pretendan “trastornar o turbar de cualquier modo el orden público”. Este delito está penalizado hasta con tres años de cárcel.

A pesar de que existen acusaciones en contra de medios nacionales e internacionales, poco se ha hablado de la protección a periodistas para el ejercicio de su labor durante la coyuntura política en Bolivia.

En entrevista con la Voz de América, el presidente de la Asociación Nacional de la Prensa en Bolivia, Marco Dipp, afirmó que los medios se encuentran en un fuego cruzado, donde se vive un entorno de intolerancia e intimidación hacia el periodismo como nunca antes se había registrado en la nación andina.

Marco Dipp afirmó que los periodistas en Bolivia se encuentran en un contexto donde son vistos como opositores desde todos los frentes. Las agresiones por parte de las instituciones y de la población boliviana se intensifican cada vez más hasta ser víctimas de actos vandálicos y ataques que ponen en riesgo su integridad.

Quienes más han denunciado las agresiones al ejercicio periodístico son los comunicadores argentinos que han dado cobertura a la crisis política en Bolivia.

Tras la suma de diversos acontecimientos violentos, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentina (ADEPA) emitió un pronunciamiento donde repudia las agresiones a los equipos periodísticos de medios argentinos y condena las amenazas emitidas por Lizárraga la tarde de este jueves.

Por su parte, la embajada argentina emitió un comunicado donde solicita a las autoridades bolivianas “velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano”.

De igual forma, anunció que ya está en contacto con los periodistas y reporteros argentinos para brindarles protección y ayudarles a salir del país en caso de ser necesario.