Pachuca acaricia la copa del futból mexicano

Pese a la gran ventaja, el técnico de los Tuzos señaló que no se pueden confiar el próximo, pues cometieron errores defensivos al final del partido

Redacción

Redacción

Pese a que el estadio Nemesio Díez ardió como un infierno, no fue suficiente para evitar que FC Pachuca aplastara 1-5 al CD Toluca la noche de este jueves en la final de ida del Apertura 2022 de la Liga MX.

Los Tuzos, comandados por estratega Guillermo Almada, salieron inspirados y exorcizaron a unos Diablos, del técnico mexicano Ignacio Ambriz, que no metieron las manos en la primera página del partido por el campeonato.

Los contrastes en la cancha fueron evidentes. Mientras del lado de los locales todo fue tristeza y miradas al suelo, la visita reía y hacía una fiesta en el Infierno.

Romario Ibarra dio el primer golpe. Aprovechó un contragolpe y la pobre defensa escarlata para poner el 0-1. De inmediato, Gustavo Cabral amplió la ventaja con otro error en la zaga.

En el partido más decisivo, Toluca fue presa de sus pecados. Haret Ortega sufrió cada minuto. El peso del Infierno le jugó en contra y el juvenil pagó caro, pues el tercero de los Tuzos cayó tras un descuido que tuvo y que Romario Ibarra aprovechó.

A pesar de la goleada, Toluca tuvo sus oportunidades, pero cuando no se anda, no se anda. Ni Camilo Sanvezzo, Carlos González o Fernando Navarro aprovecharon las que tuvieron al frente.

André Isais puso el cuarto y el quinto llegó por parte del goleador Nicolás Ibáñez. Los Tuzos tenían medio título en la bolsa y lo sabían.  Almada modificó y le brindó descanso a sus principales hombres. En tanto, Toluca se lanzó al frente.

Sin embargo, el ambiente en las tribunas nunca decepcionó. El estadio lleno no dejó de apoyar ni un minuto, hasta que Jordan Sierra descontó y apareció el famoso “Sí se puede”.

Al final, Toluca pudo acercarse un poco más con un penal, pero Leo Fernández dejó ir ese último suspiro de los Diablos.

La ilusión estuvo intacta, pero lo que pasó en las gradas no se reflejó en la cancha. Y es que el equipo escarlata pagó caro sus errores. Por su parte, Pachuca está muy cómodo con la ventaja y tiene el título prácticamente en la bolsa, al menos que el próximo domingo 30 de octubre suceda uno de esos milagros en el estadio Hidalgo.

“Son accidentes del futbol”

Al finalizar el encuentro y en conferencia de prensa, el uruguayo Almada aseguró que el abultado del marcador, luego de los primeros 90 minutos, son situaciones que no pasan siempre y que gozaron de salir mucho más finos que en la final pasada ante el Atlas.

“Son accidentes que pasan en el futbol. Las diferencias son de un gol. La mejor manera de defender un gol es ir a buscar el otro, eso lo recalco porque está en nuestro ADN. Son accidentes que pasan en el futbol y en Pachuca será duro y complicado”

De igual forma, recalcó que habló con sus jugadores para que sepan que no han ganado nada pese al 1 a 5 que tienen a favor.

“Nos quedan 90 minutos y no hemos ganado nada, se los dije a los futbolistas en el vestuario y nadie va a entregar el título antes de jugar. Hoy tuvimos más efectividad que en las finales anteriores y siempre digo que el que gana es justo ganador y erramos muchas situaciones en el semestre anterior ante Atlas y cuando estaba en Santos”

El sudamericano aclaró que no siente que la serie esté definida y que enfrentarán con mucha humildad el encuentro de vuelta, puesto que quieren imponer su sello para asegurar el campeonato.

Tags
NOTICIAS RELACIONADAS