LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA Y SUS DIFERENTES INTERPRETACIONES

Como parte de un país democrático, refiere Moreno (2003) los ciudadanos son quienes tienen la oportunidad de decidir sobre quiénes serán sus gobernantes, sin embargo el voto se vuelve un derecho como una obligación (Moreno, 2003), en donde se esconden distintos enfoques y abre el análisis sobre los modos de participación, movilización, motivos y consecuencias de los resultados; en realidad, la participación política representa una característica de las democracias.

En el presente texto, se aborda el concepto de participación política, en donde se hace referencia a diversos autores, que enfatizan en el voto como la  forma más convencional, sin embargo no es la única forma de participar políticamente y se enfocan en referir otras formas de participación política. El concepto de participación política se refiere a una “acción o conducta-comportamiento”.

Para definirla diversos autores se han referido a la participación política como el comportamiento o conducta que tiende a influir en las decisiones gubernamentales, la cual puede tener diversas características y formas de ejercerla. (Delfino & Zubieta, 2010). Estos tipos de conducta y comportamiento se ven reflejados en las decisiones de los ciudadanos y la forma como se involucran con el gobierno, por ello, hablar de la participación ciudadana también es mencionar los diversos mecanismos de participación legales que la misma constitución mexicana protege, los cuales van más allá del voto.

En consecuencia podemos hablar que la participación política en no solo involucra partidos políticos y voto, implica que la sociedad sea el motor, esto lo observamos antes, durante y después de una campaña electoral, acciones que sin duda generan una influencia para obtener votos durante la elección,  y como lo refieren Verba y Nie (citados por Somuano Ventura, 2005), la participación política o lo que ellos llaman “participación democrática” son “aquellas actividades realizadas por los ciudadanos y que están más o menos dirigidas a ejercer influencia sobre la selección del personal gubernamental y sobre las decisiones que toman”,  (SOMUANO VENTURA, 2005).

Sin embargo en la participación ciudadana no solo son hechos o acciones que sean exclusivas de una candidatura a elección popular ni de una campaña electoral, también las realizan ciudadanos al momento de involucrarse en la vida política del país, cuando participan en la esfera pública: consultas ciudadanas, representando un partido político, organizando una manifestación, etc., en  coincidencia con lo que autores como Lester Milbraith y M.L. Goel manifiestan sobre la participación política al referirse que son “todas aquellas actividades de los ciudadanos por medio de las cuales éstos buscan influir en o apoyar al gobierno” (SOMUANO VENTURA, 2005).

Pero, en Myron Weiner (p. 164) podemos encontrar un concepto más completo sobre la participación política, la cual refiere que es, “cualquier acción voluntaria, exitosa o no, organizada o no, intermitente o continua, que utilice medios legítimos o ilegítimos para influir en la elección de políticas públicas, la administración de los asuntos públicos o la selección de líderes políticos en cualquier nivel de gobierno, local o nacional”. (SOMUANO VENTURA, 2005).

O sea que, para participar políticamente no se necesita estar en un partido o realizar acciones convencionales, como lo refieren diversos autores, podría ser en una colectividad o de manera individual. En efecto se trata de influir en las acciones que tengan alguna implicación en la esfera pública, las cuales muchas veces no damos el consentimiento pero impactan en la sociedad las decisiones que toman unos cuantos.

En consecuencia, retomando el concepto de Conge, citado por Delfino y Zubieta, quien refiere que la participación política debe ser “lo suficientemente amplia para abarcar una gama de acción en diversos contextos culturales”, o sea, la participación política no debe ser limitativa, además, no solo se puede observar o estar presente en las elecciones, sino en actividades realizadas antes y después.

Por otro lado los Partidos Políticos representan un aspecto transcendental, pero como el voto, son una forma simple de participación ciudadana, sin embargo refiere Navarrete Vela que en esa dinámica, se observa una forma “ordenada y pacífica” para acceder a algún cargo público mediante ciertas condiciones y reglas de competencia electoral. (Navarrete Vela, Polìtica, 2012).

Entonces, con la participación podemos identificar otros conceptos como: Competencia, Partidos Políticos, Representatividad, Elecciones, Liderazgos. Estos elementos intervienen en la participación política, para que pueda funcionar se requieren ciudadanos que se involucren, bien sea como simpatizantes, representando a un partido político o de manera independiente (candidaturas independientes) y que incidan voluntaria o involuntariamente en la vida pública.

MÁS OPINIÓN