RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

Por el respeto y la justicia hacia las mujeres indígenas nayaritas

El respeto, la erradicación de cualquier forma de discriminación y el acceso a la justicia es la lucha de cada mujer nayarita, en la que las estructuras e ideologías  machistas y la violencia son las grandes barreras para la construcción de un entorno de igualdad y justicia, sumado a esto, el reconocimiento y la atención de estos problemas en la población de mujeres indígenas tiende a ser de manera lamentable invisible para el gobierno, así como complicado para el órgano jurisdiccional.

A pesar de la riqueza cultural que representa la población indígena para el estado nayarita y de los esfuerzos por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación por implementar a través de protocolos de actuación la mayor protección hacia casos en los que se tenga que juzgar con perspectiva de género y  que involucren derechos de personas, comunidades y pueblos indígenas, continúan siendo insuficientes para atender los problemas del estado, ello si consideramos que desde el año 2017 la Secretaría de Gobernación a través de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM), mecanismo que se compone de una serie de acciones gubernamentales de emergencia con el objetivo de enfrentar y erradicar la violencia feminicida y/o agravio comparado, fue claro en emitir acciones específicas para los municipios con predominante población indígena como lo son Del Nayar, la Yesca y Huajicori, con el objetivo de erradicar cualquier forma de violencia.

Asimismo, existen diferentes amparos que fueron estudiados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en las que se hace hincapié que en todo el procedimiento deberán de contar con la asistencia de defensores e intérpretes que tengan conocimiento de su lengua y cultura, para de esta forma hacer valer su derecho a una defensa adecuada y cumplir con lo estipulado con la reforma constitucional de 2011 al artículo primero en que se estipula que las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos por esta constitución y en los tratados internacionales, por lo que el contar con un intérprete del órgano investigador o juzgador es una garantía básica para el acceso a la justicia, en la que cuando se haga referencia a  intérpretes se debe de entender como defensores culturalmente adecuados, es decir que conocen la cos-movisión y cultura de las personas indígenas. Cabe destacar que según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía por sus siglas INEGI en el año de 2020, en Nayarit las lenguas indígenas más habladas son el Cora, Huichol, Tepehuano del Sur y Náhuatl.

Contrario a todos estos avances, las mujeres indígenas continúan siendo víctimas de violencia y discriminación, sin nos remontamos al año 2020 podremos recordar el feminicidio de Leonila de la Cruz Pancho, mujer náayeri de 30 años de edad, que habitaba en el poblado de Cofradía 1, municipio Del Nayar, mismo municipio que como se menciono anteriormente le fueron establecidas acciones por parte de la AVGM para evitar esto, caso que por cierto después de un año y ocho meses fue resuelto, al sentenciar por 45 años a su vecino, en el que las investigaciones revelaron que dicho sujeto cometio el delito por razones de odio.

Otros casos han sido los mencionados por la vocera del colectivo “Mujeres de los Pueblos Originarios de Nayarit”, Marina Carrillo Díaz, en el que ha señalado que la gran mayoría de las mujeres de la zona Cora alta, son utilizadas para la transportación de drogas por grupos delictivos, en donde una vez que son detenidas, el sistema de justicia penal al no contar con intérpretes, hacen que estas se vean envueltas en una serie de violaciones hacia sus derechos y que inclusive tampoco se cuenta con intérpretes para que las mujeres puedan acceder y atenderse en los sistemas de salud  sin complicaciones, en donde el castellano no sea una barrera para la protección de sus derechos.

Sin duda, los esfuerzos por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el estado a través de sus diferentes órganos y mecanismos, sigue siendo insuficiente, sobre todo por no contar con intérpretes, atención para la erradicación de la violencia y discriminación hacia las mujeres indígenas nayaritas, a quienes en la lucha por la justicia y el respeto a sus derechos no debemos parar y en la que las legislaciones, protocolos y demás en este punto se deben ver más instauradas a través de las acciones.

NOTICIAS RELACIONADAS