RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

EL PAPEL DE MÉXICO EN EL CONFLICTO ENTRE UCRANIA Y RUSIA

Segunda parte

El pasado 24 de diciembre durante la tradicional conferencia de prensa anual del presidente ruso Vladimir Putin, hizo una pregunta que preocupó particularmente a nuestro país; ¿Qué pasaría si los pusiéramos (los misiles) en Canadá o México?

Al contestar la pregunta de una periodista, señaló que no es a ellos a quiénes le toca dar garantías para enfriar la tensión en la frontera este de Ucrania.

“Hemos dejado claro que un mayor avance de la OTAN hacia el este (de Europa) es inaceptable. Nosotros queremos garantizar nuestra seguridad. ¿Acaso hemos puesto nosotros misiles cerca de la frontera de Estados Unidos? ¡No! Han sido ellos los que han puesto armamento a nuestra puerta. ¿Qué pasaría si los pusiéramos en Canadá o México? Antes, acaso, no hubo problemas fronterizos entre ellos? ¿A quién pertenecía Texas?”, dijo en aquella ocasión.

María Soledad Loaeza Tovar, analista política e investigadora en el Instituto de Estudios Políticos de París, en la Universidad de Oxford, en el Radcliffe Institute for Advanced Study de la Universidad de Harvard y en el Instituto Kellog de la Universidad de Notre Dame considera que México sabe muy bien que no puede intervenir de ninguna forma.

“México va a defender el derecho de no intervención, la importancia de México es relativa en ese conflicto. México forma parte del cinturón de seguridad del territorio americano y no lo podemos perder de vista, eso nos pone en una posición de mucha fuerza o al contrario de debilidad, ni de lejos podemos permitir que se establezca elementos militares rusos en México, sería suicida”, opinó la experta en Relaciones Internacionales y doctora en Ciencias Políticas.

Además consideró que no es factible que rusos pudieran infiltrarse en México fácilmente con motivos de espionaje.

“Si los rusos tuvieran un sistema de inteligencia en México debe ser muy sofisticado, que tal vez no tuviéramos la posibilidad de detectar, pero quien sí podría tenerlo bien detectado serían los americanos”, consideró la catedrática del Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México miembro nivel III por el Sistema Nacional de Investigadores.

Mientras que Luis de la Calle Pardo, Economista por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y con maestría y doctorado en la Universidad de Virginia, explica que Rusia ya no tiene tanto poder como Estados Unidos, como lo fue en el pasado que ambos poseían un poder equiparable, por lo que a a Putin no le conviene tensar las condiciones políticas con países aliados de la OTAN.

“Rusia es una nación que ha tenido problemas económicos y demográficos graves en la última década. Tiene la misma población de 1989, tiene un problema gigantesco, no reciben migración, por otro lado su economía ha perdido peso, era la novena en el 89 hoy en día es la décimo primera, ha perdido posiciones”, detalló De la Calle Pardo, quien además fue subsecretario de Negociaciones Comerciales Internacionales de la Secretaría de Economía de México.

“Rusia ahora mismo tiene una renta per capita inferior a la de México, para que nos hagamos una idea, entonces tiene condiciones demográficas complicadas, un poderío económico limitado entonces cómo puede enaltecer a su población y evitar que la gente se vuelva contra él. Este autócrata que lleva gobernando décadas no ha conseguido sacarlos de esa postración y una forma sencilla de mirar a otro lado es ampliarla zona de control de Rusia, con Georgia, Crimea, intervinieron en Afganistán y Bielorrusia para sostener autócratas cercanos a Putin no para promover regímenes democráticos”, recordó Luis, quien también fue Ministro para Asuntos Comerciales de la Embajada de México en Washington, D.C., cargo desde el cual tuvo una participación activa en el diseño, promoción e implementación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte, TLCAN.

“Yo creo que lo que pasa es que Putin vio la posibilidad de explotar debilidades en Europa occidental y en Estados unidos, y probó las aguas, dijo ‘vamos a ver, este Biden está muy débil, acaba de salir de Afganistán, internamente tiene números muy malos’, sabemos que Europa occidental depende en gran parte del gas que viene de Rusia y la amenaza de Rusia siempre es ‘cierro el gas y a ver qué hacen’ y entonces la opción de Putin fue ‘a ver hasta dónde podemos llegar’”, opinó el analista político, quien también laboró en el Banco Mundial como economista de país para las repúblicas Checa y Eslovaca, Polonia y el antiguo Zaire.

“Desde que Andrés Manuel es presidente, México ha tomado la doctrina Estrada, que básicamente es no intervenir en procesos políticos de otros países, sabemos que ha usado esta estrategia de forma interesada según le convenía, nunca intervino en procesos internos mientras Donald Trump fue presidente, de hecho se sabe que no quiso reconocer a Biden hasta que juró en el capitolio”, dijo respecto al presidente mexicano.

“También recordamos que se pronunció contra la destitución de Evo Morales en Bolivia, cuando de alguna forma parece que intentó manipular el resultado, en otros casos claramente ha utilizado la doctrina para decir que él no intervenía como en Nicaragua, Venezuela y Cuba, país que invitó al desfile de las Fuerzas armadas de México sin nombrar en ningún momento los problemas que atraviesa ese país”, añadió.

“Andrés Manuel tiene una buena relación con Putin por las vacunas y por cierta ideología, tal vez por intereses más materiales pero está claro que México no va a intervenir en ese conflicto”, concluyó De la Calle Pardo.

 

México ya emitió primera

declaración diplomática

 

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió este 31 de enero a pedido de Estados Unidos que, junto a sus aliados de la OTAN, intenta disuadir a Rusia de invadir Ucrania al tiempo que prepara sanciones contra Moscú.

En ese consejo México tuvo participación en voz de Juan Ramón de la Fuente, el representante mexicano ante el Consejo de Seguridad de la ONU, cuya postura se basó en evitar cualquier tipo de acción que pueda considerarse hostil en la situación.

“Y México sostiene, junto con lo que ha dicho el secretario General y otros aquí en esta sala que no existe una solución militar en este asunto. Por el contrario, deben privar la diplomacia preventiva y el diálogo como vías de distensión”, enfatizó.

Las últimas semanas las miradas en todo el mundo se han centrado en el conflicto entre Rusia y Ucrania que han tensado las relaciones geopolíticas al llevar a las naciones miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a ejercer presión política y hasta comercial en contra de Vladimir Putin.

Rusia está acusada de haber desplegado unos 100 mil soldados cerca de la frontera con Ucrania, en momentos en que Moscú busca que los occidentales se comprometan a que Kiev no se una nunca a la alianza atlántica OTAN.

Ucrania vive desde 2014 un conflicto con los separatistas prorrusos que ha dejado más de 13 mil muertos y que comenzó después de que Moscú anexionara la península de Crimea. Con información de Infobae

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1

NOTICIAS RELACIONADAS