RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

Menores no pueden ser prioridad en vacunación: López-Gatell

Política de inmunización en México atiende recomendaciones de la Hoja de ruta para priorizar el uso de vacunas COVID-19 de la OMS

La Política Nacional de Vacunación contra el Virus SARS-CoV-2 para Prevenir COVID-19 en México. Documento Rector, disponible en http://bit.ly/3G51ZLi atiende las recomendaciones del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que sugiere alcanzar altas tasas de cobertura con esquemas completos y refuerzo contra COVID-19 entre los sectores de población con mayor riesgo de contagio, hospitalización y muerte, dijo el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

En la conferencia de prensa matutina que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador, López-Gatell Ramírez detalló que la evidencia científica muestra que la probabilidad de fallecer por COVID-19 de una persona menor de 15 años es 274 veces menor que una adulta, por lo que se debe proteger a quienes tienen mayor riesgo para lograr el uso óptimo de la vacuna.

Al dar a conocer los criterios de la política pública de inmunización para obtener su máximo aprovechamiento y la mayor justicia de distribución, detalló que la tasa de fallecimiento de la enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 en el grupo de 12 a 15 años es de 0.5 por cada 100 mil personas de ese rango de edad, y a partir de los 15 años es de 2.3 por cada 100 mil.  

Los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) indican que esta enfermedad es la décima causa de decesos en niñas y niños menores de un año y la novena en los de uno a cuatro años. “Cada una de ellas es importantísima y cada una de ellas es una tragedia que hayan perdido la vida”; sin embargo, en términos de optimizar el uso de la vacuna, ese sector de la población tiene una probabilidad “sumamente baja” de 0.036 por ciento de sufrir una complicación y fallecer por COVID-19, indicó.

Precisó que conforme a las recomendaciones en la actualización del documento Hoja de ruta  sage de la OMS para priorizar los usos de las vacunas contra la COVID-19, actualizada al 21 de enero de 2022, disponible en http://bit.ly/3ID2vSH, antes de implementar una estrategia para vacunar a niñas, niños y adolescentes hay que alcanzar altas coberturas con el esquema primario y el refuerzo en los grupos de mayor prioridad, como las personas adultas mayores.

Añadió que el documento orienta a los países, a los Estados miembro de la OMS, incluido México, sobre la manera más adecuada de organizar los programas de vacunación en función de los grupos de prioridad máxima: personas adultas mayores, personal de salud y con alguna inmunosupresión por distintas causas; prioridad alta: de 50 a 59 años y del sector educativo; prioridad media: de 18 a 49 años, y prioridad baja: niñas, niños y adolescentes sanos.  

En México, en concordancia con las recomendaciones de la OMS, en la actualidad la cobertura con el esquema primario en personas adultas mayores y personal de salud es de 87 por ciento. En las de 50 a 59 años y el sector educativo se registra 98 y 87 por ciento de avance, respectivamente; en las de 18 a 49 años el alcance es de 74; en tanto que en niñas, niños y adolescentes sanos el avance es de 48 por ciento. En cuanto a la aplicación del refuerzo, el avance es de 53 por ciento en personas adultas mayores; 84 en personal de salud y 75 en el sector educativo.  

López-Gatell Ramírez destacó que la OMS es un organismo de carácter técnico especializado en salud que pertenece al sistema de Naciones Unidas. No emite mandatos legales jurídicamente vinculantes obligatorios para los Estados miembros; brinda asesoría técnica. En el caso de la vacunación, cuenta con el Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE), integrado por científicas y científicos de muy alto nivel, presidido por Alejandro Cravioto Quintana, un experto mexicano en vacunas.

La actualización del documento Hoja de ruta  sage de la OMS para priorizar los usos de las vacunas contra la COVID-19 advierte que el uso de vacunas tiene que adecuarse a las condiciones epidemiológicas del mundo en general y, en particular, cada país debe adaptarlas a su realidad y debe considerar la inequidad social en los ámbitos nacional, regional y mundial.

La política general de este gobierno se enfoca en avanzar en la reducción de la desigualdad y compensar cualquier elemento de carencia con políticas sociales para lograr que todas las personas tengan acceso, que nadie se quede atrás y “aunque la vacuna puede ser muy difícil de llevar a comunidades apartadas, estamos haciendo un esfuerzo muy grande”, precisó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Informó que, hasta esta fecha, se han aplicado 164.8 millones de dosis que corresponden a 83.5 millones de personas, de las cuales 93 por ciento tiene esquema completo y el siete por ciento restante –en su mayoría de 18 a 29 años- está por completar su esquema conforme al calendario.

Insistió en la necesidad de la vacunación, ya que 78 por ciento de las personas que están hospitalizadas por COVID-19 no acudió a vacunarse por razones diversas, pero en ningún caso por falta de acceso; la mayoría por decisión personal, miedo o desinformación y, en su caso, por rumores sin fundamento en los que se dice que puede afectar su salud.

En algunos casos, desafortunadamente la persona pierde la vida porque, además, tiene comorbilidades como hipertensión, diabetes, obesidad, inmunosupresión, por lo que es en ellas es en quienes se debe dar prioridad a la vacunación, señaló.

Tags