RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

COMPLICADA CUESTA DE ENERO

La inflación le ha faltado el respeto al Banco de México (Banxico) y ahora provocará que el bolsillo de los mexicanos tenga una cuesta de enero bastante complicada, pues las expectativas auguran que los precios estarán en su nivel más alto en 21 años para el primer trimestre del 2022. Este deterioro mermará el consumo, afectará a las personas con bajos recursos y amenaza con detener la ya de por sí frágil recuperación de la economía. Se destaca que México afrontará el 2022 con múltiples retos en materia económica, como doblegar la inflación superior al 7%, recuperar el turismo, además de avanzar en la vacunación contra la COVID-19.

 

Controlar la inflación

 

El incremento de los precios llegó a su punto más alto en 20 años durante 2021 al alcanzar el 7.45 % anual en la primera quincena de diciembre, este crecimiento, como ha sucedido en el resto del mundo, se debe en gran medida a los cuellos de botella en las cadenas de suministro.

El alza en los precios de bienes y servicios ha rebasado por mucho el límite objetivo del Banco de México que lo situaba en 4%, por lo que el banco central ha respondido con incrementos en las tasas de interés de referencia, que actualmente se encuentra en 5.5 %.

 

Ingresos

turísticos

 

Pese a que nunca se impusieron restricciones en las llegadas de turistas foráneos, 2020 y 2021 han significado un mazazo para las finanzas del país, que en condiciones normales suele acumular hasta un 8% del valor de su PIB en ingresos turísticos.

El Gobierno espera que 2022 sea un año en donde se puedan volver a ver las cifras de 2019, una expectativa que coincide con la agencia de calificación de riesgos estadounidense Moody’s, que ha informado que los próximos 12 meses se asemejarán a lo registrado antes de la pandemia.

 

Recuperar el crecimiento del PIB

 

El PIB de México creció en un 5.4% durante 2021, esto representa una caída de medio punto por debajo del 6.1% estimado inicialmente por el banco central, entre otras cosas, por la inflación, la salida de capitales al extranjero y la reducción de las inversiones por la incertidumbre que genera el Gobierno de López Obrador.

El avance de la pandemia y la incertidumbre de las nuevas variantes son otros de los factores que afectan a este crecimiento, que se ha ralentizado en el último trimestre de este año, de acuerdo con Alejandro Díaz León, gobernador del Banco de México.

 

La apertura del

nuevo aeropuerto

 

La apertura del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), prevista para marzo de 2022, presenta un avance del 50% y tendrá una inversión de 75 mil millones de pesos mexicanos (unos 3 mil 700 millones de dólares), tras recibir el espaldarazo del banco suizo Credit Suisse.

La movilidad será un reto importante para la nueva infraestructura: aún se trabaja en las vías que lo conectarán con el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, así como en los mecanismos de transporte para alcanzar el nuevo aeródromo desde el centro de la ciudad.

 

Cobertura

de vacunas

 

México arrancó la vacunación contra la COVID-19 el 24 de diciembre de 2020, antes que cualquier otro país latinoamericano, con la excepción de Puerto Rico, pero eso no se ha reflejado en su campaña para inocular a la población, que apenas llega al 56% en dosis completas, lejos de naciones como Uruguay, Chile, Ecuador y Cuba.

El avance de la variante Ómicron ha encendido todas las alarmas entre los virólogos, quienes piden que se avance en las inoculaciones de refuerzo, que apenas se iniciaron a inicios de diciembre entre los más de 12 millones de mayores de 60 años.

 

Crisis migratoria

 

El año que está por concluir batió todos los récords en materia migratoria y así se vio reflejado en datos como el de las solicitantes de asilo, que llegaron a 123 mil 187, además del de detenciones de inmigrantes, que hasta octubre superaron las 228 mil 115 personas, se trata de cifras que no se habían visto en 15 años.

La continuación del polémico programa “Quédate en México”, que obliga a las personas que buscan refugio en Estados Unidos a permanecer en territorio mexicano mientras se resuelven sus casos, y la constante presencia de la Guardia Nacional en la frontera con Centroamérica continuarán marcando la agenda.

De hecho, el Banco de México (Banxico) actualizó al alza su pronóstico sobre la inflación, al señalar que cerrará 2021 en 7.1 por ciento.

En su cálculo anterior, el Banco Central esperaba que el indicador se colocara en 6.8 por ciento en la recta final del año.

La inflación en México ha alcanzado niveles no vistos desde hace dos décadas: en noviembre se ubicó en 7.37 por ciento a tasa anual, mayor a la esperada por analistas y alcanzando su nivel más alto desde enero del 2001.

La inflación se ha visto presionada por el incremento en los precios en alimentos y energéticos.

De esta forma, la inflación suma su noveno mes consecutivo fuera del rango objetivo fijado por el Banco de México (3 por ciento, +/- un punto porcentual).

 

Banxico sorprende

con aumento en tasa

 

Estaba por descontado que el Banco Central aplicaría su quinto aumento en fila a la tasa de interés. Lo que terminó de sorprender fue la magnitud pues la mayoría de la Junta de Gobierno se inclinó por un aumento de 50 puntos base.

Esta es la primera vez que el Banxico sube el referencial en ese porcentaje desde febrero de 2017.

Todos los elementos de la Junta de Gobierno apoyaron esa alza a excepción de un subgobernador: Gerardo Esquivel. Después de acumular cuatro reuniones votando en contra de modificar la tasa, esta vez el economista se inclinó por un aumento, aunque solo de 25 puntos base.

Especialistas encuestados por el Banco de México pronostican que durante el 2022 y el 2023 la tasa interanual de inflación desacelere y se mantenga en niveles cercanos al objetivo, pero ni siquiera en estos dos años se espera que alcanzará el 3% deseado.

Durante el 2021 se evidenció que la tendencia de aceleración inflacionaria en México no es temporal, por lo que el Banco de México continúa utilizando la política monetaria para contenerla.

De acuerdo con la más reciente encuesta del 2021 levantada por Banxico (Banco de México), la inflación cerrará el 2021 con 7.63%, para el cierre de 2022 se espera una tasa de 4.36% y para el 2022 un nivel de 3.72 por ciento.

Estas proyecciones reflejan que, si bien el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) logrará ceder, no será suficiente para alcanzar el objetivo de una inflación de 3 por ciento.

*Con información de medios

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1