Dan tepicenses su Feliz Navidad a los comerciantes

La economía está más viva que nunca en la capital nayarita, prueba de ello es que los ciudadanos abarrotaron las tiendas comerciales y mercados del centro histórico para realizar las tradicionales compras navideñas.

Fernando Ulloa Pérez

Fernando Ulloa Pérez

En vísperas de los festejos de nochebuena, desde hoy miércoles 22 de diciembre, miles de familias capitalinas acuden a los mercados y tiendas comerciales que se localizan en el Centro Histórico de Tepic para adquirir todo lo necesario y con ello preparar la tradicional cena que compartirán con amigos y familiares en tan emotiva fecha. 

Las calles de la ciudad lucen abarrotadas de hombres, mujeres, jóvenes y niños que buscan entre los aparadores los productos que regalarán a sus seres queridos la noche del 24 de diciembre.  

Gente entra y sale de las tiendas comerciales, las mujeres cuestionan los precios de las bolsas que lucen en los aparadores, las dulcerías a su máxima capacidad, restaurantes que antes se apreciaban vacíos hoy se encuentran con todas las mesas ocupadas, vendedores ambulantes a gritos ofertan sus productos al paso de los transeúntes.

Carniceros del mercado Juan Escutia no se dan abasto para realizar diferentes cortes de las carnes que el cliente pide para asar, el menudo se vuela por kilos, las frutas y verduras son los productos con mayor demanda por las amas de casa, los dulces tradicionales de Nayarit los compran familias que se encuentran de visita en la capital del estado. 

En las papelerías, mujeres compran las bolsas de regalo por decenas, igual que los moños que seguramente impresionarán a los afortunados que durante la velada de Navidad recibirán regalos de amigos y familiares. 

Las vinaterías muestran atractivas promociones para los  conocedores de los buenos vinos, pero también hay botellas de licor en diferentes marcas y presentaciones que se adaptan a los bolsillos de quienes son adoradores del Dios Baco.

Los bancos de la ciudad lucen a su máxima capacidad, pero además, hombres y mujeres de todas las edades hacen largas filas para ingresar a los cajeros automáticos.

Los menos afortunados, los que no reciben un sueldo, los que no aparecen en las nóminas de las dependencias estatales o municipales, recorren la ciudad pidiendo moneda a los transeúntes.

Vendedores que provienen de otros Estados de la República se encuentran colocados en las aceras de la avenida México, “cuidándose” de los Fiscales del Ayuntamiento de Tepic quienes en reiteradas ocasiones los han amenazado con decomisarles sus mercancías, sin embargo dicen que ellos se arriesgaran a ganar todo o poderlo todo: “nos la vamos a jugar porque tenemos necesidad, ya viene Navidad y hay que sacar para la cena”, expresó el señor Obdulio Ramos quien es originario del Estado de Michoacán.

Tags
NOTICIAS RELACIONADAS