RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

‘CON TODO’ CONTRA EL INE

En otro más de sus caprichos sin sentido, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se ha obsesionado con someter a una consulta popular una Revocación de Mandato que nadie ha pedido, puesto que incluso sus adversarios están de acuerdo en que termine el periodo de seis años para el que fue elegido. Pero así como se ha emberrinchado con otros asuntos sin medir el daño y los profundos desfalcos al erario que ha ocasionado, este martes 21 de diciembre, volvió a repetir que su consulta “va”, aunque ello represente un desembolso de casi 4 mil millones de pesos, que es el costo estimado por el Instituto Nacional Electoral (INE), para llevar a cabo este ejercicio en el que simplemente busca satisfacer su ego y demostrar que la gente quiere que se mantenga en la presidencia. 

En lo que va de su gobierno, AMLO nunca ha dejado de tener las encuestas que lo señalan con números favorables, a pesar de que prácticamente esté reprobado en todos los rubros de su administración. Y no ha sido diferente en las últimas semanas; baste recordar que su popularidad según algunas empresas encuestadoras ronda el 70 por ciento y más aún, hace pocos días volvió a mostrar músculo al llenar de simpatizantes el Zócalo capitalino. 

Pero nada parece satisfacer su enorme ego, su insaciable necesidad de mostrar fuerza y poder, por ello pretende validar su éxito con una encuesta organizada por el máximo órgano electoral, aunque ello le represente al país prácticamente tirar a la basura casi 4 mil millones de pesos, que bien podrían ser destinados a verdaderas necesidades que se tienen en nuestra nación, como por ejemplo, cubrir el enorme desabasto de medicamento para diversas enfermedades, entre ellas, los tratamientos para niños con Cáncer.

Y si bien el INE había mostrado disposición para llevar a cabo la consulta solicitada por el Ejecutivo, la situación dio un giro de 180 grados, cuando la Cámara de Diputados le rechazó la ampliación planteada a efecto de llevar a cabo la consulta y contrario a otorgarle más recursos le disminuyó sus percepciones. 

Ya en este contexto, Lorenzo Cordova, presidente del INE, presentó un recurso legal ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), alegando que en esas circunstancias era imposible llevar a cabo la consulta para la Revocación de Mandato.

El INE promovió el pasado 7 de diciembre una controversia constitucional en contra del Presupuesto de Egresos de la Federación 2022 (PEF), aprobado por la Cámara de Diputados, ya que recortó el presupuesto que había solicitado el órgano electoral.

La semana pasada, en votación dividida, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) pospuso temporalmente la consulta de revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador por “insuficiencias” presupuestales para realizar dicho ejercicio de participación ciudadana.

“Se determina, como medida extraordinaria, posponer de forma temporal todas las actividades para la organización del proceso de revocación de mandato del presidente de la República electo para el periodo constitucional 2018-2024 (…) derivado del recorte presupuestal aprobado por la Cámara de Diputados al INE para el ejercicio 2022, hasta en tanto se tengan condiciones presupuestarias que permitan su reanudación”, se menciona en el acuerdo aprobado con 6 votos a favor y 5 en contra.

Después de esta acción del INE, ningún personaje de la 4T se guardó sus vituperios, y reproches contra el arbitro electoral, muy por el contrario, pareciere que, o la instrucción de ataque fue muy precisa o ninguno quiso estar en la lista negra de los que no despotricaron en sus redes sociales. 

No está de más señalar que el primero en hacerlo fue el propio Andrés Manuel, quien habló de “chicanadas y tácticas dilatorias” para posponer la revocación de mandato, siendo que en su opinión, el órgano electoral podría instalar solo 10 mil, 20 mil o 30 mil casillas para cumplir con el mandato constitucional. 

Este martes 21 de diciembre, la Cámara de Diputados anunció que presentará formalmente una demanda de controversia constitucional para revertir el aplazamiento  de la revocación de mandato que determinó el INE.

La acción de inconstitucionalidad señala que el aplazamiento de la revocación de mandato acordado por el INE, contradice lo establecido en la Constitución.

De acuerdo con el diario El Universal, la acción de inconstitucionalidad será presentada por el representante jurídico de la Cámara de Diputados, Genaro Vázquez.

De la misma forma, se indica que el recurso que se pretende presentar a nombre de la misma Cámara de Diputados, está firmado por el presidente de la Meas Directiva de San Lázaro, Sergio Gutiérrez Luna.

Desde la semana pasada, el propio Sergio Gutiérrez Luna adelantó que se presentaría ante la SCJN un recurso de queja contra el aplazamiento, aunque finalmente será de una acción de inconstitucionalidad.

Gutiérrez Luna afirmó que el aplazamiento implica una violación a la Ley de Revocación de mandato, así como a una resolución de la SCJN sobre una controversia presentada previamente por el INE.

El presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro indicó que también presentará una denuncia ante la Fiscalía General de La República (FGR) y la Contraloría del INE contra los consejeros que avalaron el aplazamiento.

Sobre dichas acciones, refirió que sería por probables responsabilidades administrativas y penales y la posible comisión de delitos de abuso de autoridad y coalición de funcionarios públicos.

Cabe destacar que en la SCJN existe una comisión de receso, la cual se encarga de atender en periodos vacacionales los casos urgentes, como serían las acciones o controversia de inconstitucionalidad.

Por lo anterior, la comisión de receso de la SCJN determinará admitir, desechar, otorgar o no, la acción de inconstitucionalidad que presentará la Cámara de Diputados.

La comisión de receso de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, está integrada por dos ministras: Margarita Ríos-Farjat y Yazmín Esquivel Mossa.

Si la comisión de receso así lo decide, puede suspender el aplazamiento determinado por 6 consejeros y consejeras del INE, lo que obligaría a seguir trabajando en la consulta de revocación de mandato.

En conclusión, estamos ante un acto perfectamente calculado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien echó a andar la maquinaria mas potente con que cuenta para atacar al Instituto Nacional Electoral con la clara y perversa intención de debilitarlo de cara a las elecciones de 2024. La presión que ha ejercido para que el instituto lleve a cabo la Revocación de mandato; el negarle el presupuesto solicitado para su realización a través de paleros en la Cámara de Diputados; sus ofensivos agravios tanto al INE como a sus integrantes; el acoso que ejerce por medio de los miembros de Morena, simpatizantes de la Cuarta Transformación, y gobernadores de su partido, y ahora los recursos legales que llevará ante la SCJN y la FGR, son simplemente la acción más contundente del golpe que Andrés Manuel pretende asestar al máximo árbitro electoral de nuestro país, quien en estos momentos sufre el mayor acoso de toda su historia. 

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1