RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

LA CORRUPCIÓN DE LA 4T SE MUEVE EN CARRUSEL

Si por algo no se puede criticar a la Cuarta Transformación es por falta de imaginación; a sus militantes los hemos visto, -porque los videos ahí están-, entregar los dineros en sobres, con ligas, en aduanas sin declarar, hacer rifas y no entregar los premios, enviarlos a paraísos fiscales, y recientemente se les descubrió la modalidad Carrusel, que involucra a no pocos de sus integrantes. 

Al menos 34 militantes de Morena participaron en la “Operación carrusel”, la cual estuvo encabezada por el secretario particular del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), Alejandro Esquer, los participantes fueron recompensados con cargos públicos en la actual administración.

Fue entre septiembre de 2017 y marzo de 2018 que dichos operadores sacaron a través de cheques de caja, más de 42 millones de pesos en efectivo provenientes de un fideicomiso para damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017, el cual presuntamente fue usado para actividades proselitistas de Morena.

De acuerdo con la investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), al inicio del sexenio de López Obrador los operadores fueron integrados a la nómina federal, a 30 de ellos se les dio un lugar en la Secretaría del Bienestar, dos en la Secretaría de Educación Pública (SEP), uno en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y uno más en la oficina de la Presidencia de la República.

El “carrusel” consistió en que Alejandro Esquer  junto con Denis Zaharula Vasto Dobarganes, actual encargada de las finanzas en la oficina de la Presidencia de la República, junto con otras cuatro personas, realizaron 28 depósitos por un monto idéntico de 50 mil pesos con una diferencia de 20 minutos en la sucursal San Ángel de Banco Afirme.

En este “carrusel” se buscaba sumar un millón 400 mil pesos en efectivo, la idea era formarse en la fila, hacer el depósito y casi de inmediato regresaban a formarse para depositar a la cuenta la siguiente cantidad.

“La operación carrusel, mediante la cual el monto millonario se fragmentó en cientos de depósitos de 50 mil pesos cada uno, sirvió para eludir las leyes de supervisión fiscal y contra el lavado de dinero”.

Tras la realización de los depósitos, la mayor parte del dinero fue extraído mediante cheques de caja por los operadores del partido guinda y no por los damnificados, como debió haber sido.

Asimismo, entre los militantes morenistas que recibieron dinero del fideicomiso del sismo, cuatro fueron colocados como súper delegados de la Secretaría de Bienestar en Oaxaca, Chiapas, Nayarit y Puebla mientras que cinco más son subdelegados, otros once ocupan cargos de jerarquía, como directores de área, subdirectores o jefes de departamento, y 14 desempeñan cargos operativos.

Algunos de los involucrados son: Rodrigo Abdalá Dartigues, ex diputado federal de Morena, César Addi Sánchez Salinas, José Manuel Vera Salgado, Nancy Cecilia Ortiz Cabrera, José Antonio Aguilar Castillejos, Óscar Mejía García y Michelle Joselin Alcántara Bautista.

Según MCCI: “Guillermo Genaro Polanco García, quien según el Instituto Nacional Electoral (INE) cobró 3.1 millones de pesos del fideicomiso mediante cinco cheques de caja, fue hasta el pasado 31 de agosto el delegado de programas sociales en Nayarit.”

Entre los operadores de Morena que recibieron dinero del fideicomiso para los damnificados se encuentran Santiago de la Huerta Cordero, Monserrat Adriana Bosque Sánchez, José Manuel Vera Salgado, entre otros. 

“Abdala dejó el cargo de súper delegado en medio de acusaciones de presunto desvío de recursos (…) Entre las irregularidades denunciadas se menciona que Abdala no entregó los apoyos a los damnificados del sismo de 2017. De acuerdo con documentos del INE, el funcionario recibió 6.1 millones de pesos del fideicomiso para el sismo, que supuestamente entregaría de forma directa a los afectados”

De igual forma, se le acusó de usar credenciales de elector de beneficiarios de los programas gubernamentales con otro fin.

Por otra parte, José Antonio Aguilar Castillejos, otro de los operadores que participó en el esquema de depósitos hormiga fue nombrado súper delegado en Chiapas desde el 1 de diciembre de 2018.

De acuerdo con MCCI, en octubre de 2019, la extitular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval informó que nueve delegados eran investigados por mal uso de los programas sociales que estaban a su cargo, entre ellos, los de Chiapas y Puebla, Aguilar y Abdala.

Fue la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) quien determinó que incurrieron en promoción personalizada con el “uso indebido de recursos públicos, al hacer campaña a favor del presidente con el reparto de programas.”

El dinero supuestamente estaba destinado a un fideicomiso de Morena pensado en apoyar a los damnificados del sismo del 19 de septiembre de 2017, que fue abierto una semana después del siniestro

Alejandro Esquer Verdugo, secretario particular del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), junto con Denis Zaharula Vasto Dobarganes, actual encargada de las finanzas en la oficina de la Presidencia de la República, participaron en la operación carrusel.

De acuerdo con la citada  investigación, el dinero de esta operación fraudulenta fue a dar parcialmente a candidatos, legisladores y operadores electorales de Morena.

En videos de MCCI quedó grabado cómo el 28 de diciembre de 2017 Esquer y Denis Zaharula, junto con otras cuatro personas, realizaron 28 depósitos por un monto idéntico de 50 mil pesos con una diferencia de 20 minutos en la sucursal San Ángel de Banco Afirme.

En este “carrusel” se buscaba sumar un millón 400 mil pesos en efectivo, la idea era formarse en la fila, hacer el depósito y casi de inmediato regresaban a formarse para depositar a la cuenta la siguiente cantidad.

“Esta maniobra se replicó en otras sucursales bancarias por un monto de 44.4 millones de pesos”.

Fue la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) quien inició en abril de 2018 una investigación sobre el fideicomiso “Por los demás”, el cual fue creado en Banco Afirme a la semana del terremoto que sacudió a la CDMX el 19 de septiembre de 2017, supuestamente para reunir recursos para los damnificados.

Pero el 18 de julio de 2018, diez de los once consejeros del INE aprobaron el dictamen que determinó que, de 78.8 millones de pesos que ingresaron al fideicomiso, 44.4 millones de pesos fueron de aportaciones en efectivo, cuyo origen se desconoce, como las realizadas por Esquer y Denis Zarahula.

Sin embargo, el propio fideicomiso establecía que solo se permitirían aportaciones mediante transferencias electrónicas y cheques.

Por su parte, la Unidad del INE obtuvo actas del comité técnico que refieren que 64 personas involucradas a Morena donaron 105.2 millones de pesos, pero solamente hicieron aportaciones por 15.8 millones de pesos.

Pero cabe destacar que Alejandro Esquer no formó parte de los fideicomitentes reconocidos por el comité técnico que realizaron las donaciones.

No obstante lo anterior, el 31 de agosto de 2018, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la multa por 197 millones de pesos impuesta por el INE al fideicomiso de Morena. Esto debido a que los magistrados del tribunal determinaron que el INE no realizó una investigación exhaustiva y violó la garantía de audiencia, razón por la cual revocó “lisa y llanamente” la multa, sin permitir que el INE llenara los huecos de la investigación.

Opinión.salcosga@hotmail.com

@salvadorcosio1 

NOTICIAS RELACIONADAS