RECIBE TODOS LOS DÍAS POR WHATSAPP LA VERSIÓN IMPRESA DIGITAL

¡TUXPENSE ENGUSANADO!

Tiene 57 años de edad y el mismo se negaba a ser auxiliado por las autoridades, diciendo que ahí se quería morir.

Tirado en la calle entre un montón de ropa sucia y llena de eses fecales, además de bolsas de basura, así fue encontrado en la colonia 5 de diciembre la tarde de este martes, una persona del sexo masculino que vive en condición de calle, pero lo más delicado, es que el hombre se encuentra agusanado, es decir, se está pudriendo en vida.

Se trata de quien está identificado como Jesús Ortega Rodríguez, de 57 años de edad, el hombre manifestó a los vecinos ser originario de Tuxpan, Nayarit, sin embargo, en esta ocasión manifestó a los agentes ser originario de Irapuato, Guanajuato, dice no tener familia y argumenta que los más cercanos son unos sobrinos que viven en la colonia El Remanse, pero que nadie se hace cargo de él.

El hombre en esta ocasión ya se encontraba enojado, pedía que por favor lo dejara en paz en ese lugar, es decir, sobre el cruce de las calles de Brasilia y Guatemala en las afueras de la tienda Oxxo, manifestaba ahí quererse quedar y ahí quererse morir, ese fue su argumento ante los elementos de la policía turística que llegaron para auxiliarlo.

El reporte llegó a los números de emergencia en el sentido de que el hombre ya estaba muerto y es que a la llegada de los agentes, lo encontraron tirado inerte, sin embargo, al moverlo se dieron cuenta de que el mismo solamente estaba dormido, por lo que comenzaron a pedir el apoyo de una ambulancia para ser valorado.

Lo anterior, ya que se veía muy mal de salud, además que esa fue la orden fue que se dio de la Comisaría, que fuera llevado a un hospital para ser atendido por los por el personal especializado y posteriormente el personal del DIF se haría cargo del mismo.

El hombre de 57 años de edad al darse cuenta de que iba ser trasladado de ese lugar, comenzó a gritar a decir que no se quería ir, que ahí quería estar, ahí se quería morir, sin embargo, no decía el motivo por el cual era su deseo estar ahí.

Varias horas estuvieron esperando la ambulancia para que fuera valorado por los paramédicos, sin embargo, por el sitio pasó un oficial de bomberos que se encontraba franco y el mismo se prestó para brindarle los primeros auxilios, revisó los parámetros del paciente y manifestó que únicamente detectaba algo de arritmia, sin embargo, desconocía el motivo por el cual el hombre estaba lleno de larvas.

Argumentó que era necesario despojarlo de sus ropas para ver si estaba en esas condiciones por encontrarse hecho del baño o si presentaba alguna herida infectada.

Los elementos de la policía turística estuvieron varias horas esperando la llegada de la ambulancia y ellos mismos argumentaron, “o la ambulancia no puede llegar o no quiere llegar”, por lo que estuvieron reportando su base que la orden que estaba dando el Comisario de la policía municipal de trasladar a este hombre a un hospital, no se estaba cumpliendo debido a que no llegaban los paramédicos.

Los agentes estuvieron pendientes en el sitio y los vecinos sacaron ropa limpia para que el hombre fuera cambiado, luego de que fuera llevado a un hospital.

Tags
NOTICIAS RELACIONADAS